Patético papelón de ‘Antonio’ Sánchez en el Consejo Europeo

Este jueves comenzaba una de las reuniones del Consejo Europeo más importantes de los últimos tiempos en Bruselas, esperada con ansia por Pedro Sánchez y en la que había invertido mucho esfuerzo.

Tan es así, que llevaba días por Europa reuniéndose con los líderes de los diferentes países miembros de la UE, intentando convencerles para que el Consejo Europeo sea el que tome unánimemente la decisión de «desacoplar» los precios del gas de los precios de la electricidad.

Esto implicaría, básicamente, limitar los precios del gas, de la electricidad o cambiar el sistema de fijación de precios eléctricos.

Sánchez se opone rotundamente a una rebaja de impuestos y de hecho está preparando su proyecto estrella en España, que supondría un sablazo fiscal histórico

GOLPE TRAS GOLPE A SÁNCHEZ

El primer golpe a las ambiciones de Sánchez ha sido de Alemania, que ha bajado los impuestos para aliviar los altísimos precios de los carburantes.

El mortal fue que las dos medidas estrella que Sánchez lleva días promocionando en su tour por Europa no han sido consideradas esenciales y se han relegado para otro momento.

La Comisión Europa ha tomado la decisión de esperar al informe de la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía, que será presentado en abril, antes de entrar a estudiar el tema.

Y además, la asociación de mercados eléctricos europeos Europex ya ha solicitado a la Comisión Europea que asegure que cualquier medida que se acabe tomando:

«No ponga en riesgo los éxitos y la eficiencia del diseño de mercado existente».

Oponiéndose por lo tanto, a un cambio como el deseado por Sánchez

Pero aún es más, la Comisión se ha mostrado de acuerdo con ellos en una posición prudente puesto que considera que podría llevar a una «distorsión» y «perturbación del mercado».

Alemania ha mostrado también ser el país que con más recelos mira el plan de «desacoplamiento del coste del gas del precio final de la electricidad» de Sánchez

La única esperanza para Sánchez es que la Comisión decida limitar el precio del gas en el mercado mayorista, aunque esta medida no convence a los países miembros por un gran número de razones, entre otras, porque necesitaría crear un mecanismo de compensación que el sector del gas debería asumir y por lo tanto inevitablemente recurriría en los consumidores.

OTRA ESTRATEGIA DE SÁNCHEZ

Sánchez también pretendía fijar junto a Portugal el precio máximo de la electricidad a 180 euros/Mwh, pero Bruselas se opone ya que esto obligaría a cerrar la interconexión con Francia.

De seguir esta idea de Sánchez, españoles y portugueses tendrían que asumir el coste de la medida mientras que el resto de Europa podría conseguir electricidad española a un precio más bajo que en sus países sin pagar el coste.

Todo teniendo en cuenta que limitar los precios no hace que la electricidad cueste menos sino que lo que no se paga antes se paga luego.

LA FOTO

Un golpe especialmente profundo a Sánchez ha sido su posición en la foto de la OTAN

Se le puede ver en un extremo de la última fila y mal colocado, de manera que parece apartado del resto.

APOYO A UCRANIA

Los líderes de la OTAN, del G7 y de la UE han celebrado tres cumbres sucesivas en Bruselas el jueves reafirmando su apoyo unánime a Ucrania y reiterando sus advertencias a Rusia, a quien instaron nuevamente a parar la invasión.

En las cumbres han participado como grandes protagonistas el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski y el de EEUU, Joe Biden.

Zelenski participó en todas por videoconferencia pidiendo más ayuda militar para su país y más sanciones contra Rusia.

“GRACIAS ANTONIO”

El golpe de gracia a Sánchez tuvo lugar el viernes 18, en la rueda de prensa conjunta que dio junto a los primeros ministros de Italia y Portugal, Mario Draghi y Antonio Costa.

Tras terminar la intervención, Sánchez agradeció a Draghi y al «pueblo italiano» su hospitalidad.

Draghi, confundiéndole con Costa le respondió:

«Gracias, Antonio«.

Las burlas no han tardado en extenderse por redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.