Pamplona celebra el San Fermín 2022 con episodios de violencia abertzale

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado, con los votos a favor de NA+ y PSN, el voto en contra de Geroa Bai y el silencio de EH Bildu, una declaración en la que condena estas agresiones

Tres agentes de la Policía Municipal de Pamplona, que custodiaban a la corporación municipal durante la procesión de San Fermín, han resultado heridos este jueves en unos altercados provocados por miembros de la izquierda abertzale. Los desafortunados hechos se han desarrollado a la altura de la calle Curia de la capital navarra, según ha informado este jueves Europa Press.

Este suceso se ha producido durante el retorno de la procesión en el que la corporación municipal acompaña al Cabildo catedralicio hasta la Catedral de Pamplona. A su paso por la calle Curia varias personas han gritado ‘UPN kanpora’ (‘Fuera UPN’) y han abucheado a la corporación municipal a su paso por esta calle. Además, han lanzado algún objeto al alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado, con los votos a favor de NA+ y PSN, el voto en contra de Geroa Bai y el silencio de EH Bildu, una declaración en la que condena estas agresiones al alcalde y concejales de NA+ y PSN y expresaba su solidaridad con los policías heridos. «Una agresión de carácter fascista protagonizada por la izquierda abertzale en la subida de la calle Curia», destaca el texto, que agradece la actuación de la Policía Municipal que «ha evitado un auténtico linchamiento».

Reacciones diversas

El arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, ha deplorado los «incidentes que se han producido en la calle Curia en el retorno del cabildo a la catedral». Pérez ha declarado en un comunicado que «es lamentable que los miembros de las instituciones públicas, que representan a esta ciudad de Pamplona, o de las instituciones eclesiásticas sean agredidos e insultados, y que quienes los protegen tengan que sufrir semejante expresión de odio y violencia».

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha calificado de «auténtico fascismo» estos altercados y ha considerado que «hoy se han traspasado muchas líneas» con tres agentes de la Policía Municipal heridos.

Maya ha criticado que, mientras ocurrían estos incidentes, EH Bildu estaba «repartiendo abrazos con esta gente». «Es evidente quien está feliz con esta situación», ha afirmado Maya, que ha criticado que «llevan calentando el ambiente bastante tiempo, echándonos toda la presión encima y al final unos crean el ambiente y otros lo rematan».

Los tres grupos de la oposición en el Consistorio también han rechazado estas agresiones. EH Bildu ha lamentado los incidentes ocurridos en la procesión y ha remarcado que «las agresiones están fuera de lugar. Una cosa es la crítica política y otra es la agresión que, de ninguna manera, se puede justificar».

PSN, por su parte, ha condenado las agresiones y ha remarcado que «estos fascistas agresores no conseguirán distorsionar las tradiciones de Pamplona ni imponer sus posiciones utilizando la violencia».

Geroa Bai ha condenado los hechos y ha destacado que «toda crítica política» debe realizarse siempre «de manera pacífica y respetuosa».

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha considerado «absolutamente intolerables e impropias de una sociedad civilizada y democrática» las agresiones de este jueves.

Estos incidentes recuerdan a los ocurridos en la procesión de las últimas fiestas de San Fermín en 2019, también a su paso por la calle Curia, cuando varias personas increparon a los representantes de UPN en el Consistorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.