Pablo Iglesias denuncia una conspiración contra Unidas Podemos

El ex líder y fundador del partido de extrema izquierda Unidas Podemos, Pablo Iglesias Turrión, denuncia una conspiración contra su formación de jueces, policías, medios de comunicación y militares.

El político habla de «montajes» que intentan dañar a su partido y a otras fuerzas de la izquierda a través de los tribunales para «revertir» la expresión de las urnas.

Acusaciones nada concretas y poco fundadas.

El ex vicepresidente del Gobierno ha evitado hacer esta denuncia de frente. Se ha escondido detrás de la retórica preguntándose en voz alta si esto es así y si existe una «colaboración de poderes mediáticos con autoridades judiciales políticamente motivadas para perseguir a adversarios políticos».

Sus palabras llegan después de que el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional haya reabierto la investigación sobre la financiación de Podemos y haya ordenado una investigación a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (Udef) por unos presuntos pagos de dinero por parte del régimen chavista de Venezuela.

Iglesias ha aprovechado un acto en Madrid junto al ex presidente brasileño Lula da Silva para alentar la teoría de la conspiración y del lawfare contra Podemos. «El lawfare«, ha explicado Iglesias, «es el nuevo golpismo». «Es un conjunto de dispositivos donde poderes mediáticos conectados con los grandes poderes económicos se alían con autoridades judiciales para ganar de manera ilegítima en los juzgados lo que no pudieron ganar en las urnas. El lawfare va contra la ley, contra la independencia judicial y es una amenaza contra la democracia», ha continuado.

Iglesias, que ha indicado que Lula fue víctima del lawfare en Brasil y que fue «condenado y encarcelado injustamente», ha querido «aprovechar» su presencia en el acto para «hacerse una pregunta»: si el lawfare es un fenómeno exclusivo de Brasil o Latinoamérica «o si se puede hablar en España de lawfare«.

También ha dejado caer si en España han existido «montajes judiciales» y «policiales» contra dirigentes políticos de formaciones de la izquierda como Isa Serra o Alberto Rodríguez, condenados ambos por agresión a policías.

Cabe preguntarse si en España se ha perseguido a formaciones políticas a través de escándalos mediáticos, a través de unidades ilegales de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía trabajando a las órdenes del PP para tratar de rectificar en los tribunales y en los medios lo que habían dicho las urnas. Cabe preguntarse si en España hay poderes del Estado, militares, altos mandos policiales y de la Guardia Civil y jueces que conspiran contra la democracia tratando de revertir lo que dijeron las urnas.

Después de esta exposición, Iglesias ha dicho que no le «corresponde» a él responder esa pregunta, sino a los invitados al acto, aunque no hay que rebuscar mucho para encontrar dirigentes de Podemos que abiertamente denuncian esa conspiración, como Pablo Echenique, que lo ha hecho esta misma semana para desprestigiar a la Audiencia Nacional por la nueva investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *