Otro golpe al propietario; se prohibirá vender o alquilar viviendas de baja calificación energética

La Comisión Europea continúa forzando la ‘sostenibilidad’ en sus normativas y en este caso busca asestar un golpe a los propietarios incluyendo en estas normas verdes a viviendas y edificios de baja calificación energética.

Así pues, pretenden prohibir la venta o alquiler de toda vivienda de baja calificación energética a fin de obligar a sus propietarios a que reformen la casa y la hagan más eficiente.

La normativa no entraría en vigor hasta dentro de ocho años

Esto significa que para 2030, los edificios residenciales y viviendas tendrán que tener una calificación energética F como mínimo para poder ser vendidas o alquiladas,

En el caso de edificios públicos, deberán tener una calificación de F en 2027 y de E en 2030.

Construcciones históricas y religiosas quedan afortunadamente excluidas de la normativa

CERTIFICADOS

Los rangos actuales son:

  • El más bajo actualmente es la G. Hace referencia a un consumo un 125% superior a la media.
  • El F está entre el 110 y el 125%.
  • El E entre el 100 y110%.
  • El A++, de los más eficientes junto al A+, tiene un consumo 30% inferior a la media.

Contar con un certificado de eficiencia energética para medir el consumo de la vivienda o edificio será obligatorio para todas las propiedades que vayan a ponerse a la venta, en alquiler o incluso cuando se renueve el contrato de alquiler.

De tener una G, deberán hacer reformas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.