Obscena burla a las víctimas de ETA; encuentros con los verdugos por la “convivencia”, semilibertad y traslados

El Gobierno de la comunidad autónoma vasca acaba de aprobar la progresión al tercer grado penitenciario -esto es, la semilibertad- para seis etarras.

Así ya suman en total por el momento 23 concesiones a etarras desde que Pedro Sánchez le cediera la competencia en prisiones en octubre.

Todo esto es parte del ‘plan’ para la “convivencia y normalización” en el País Vasco del gobierno regional de Íñigo Urkullu, que ontinuará a partir de septiembre con una nueva medida, la puesta en marcha de encuentros “restaurativos” entre víctimas y verdugos.

Está “justicia restaurativa” “con independencia del tipo de delito” impulsada por el gobierno autonómico vasco supone uno de los pilares del modelo de gestión de prisiones.

Por lo que se incluyen, además de otros criminales, a los terroristas condenados que estén cumpliendo sus penas en País Vasco

Presuntamente buscan que tales encuentros entre víctimas y agresores sean sean discretos y voluntarios. Desde el gobierno regional defienden que estos encuentros:

“Permiten a las personas dañadas por el delito y a las responsables del daño a participar activamente en la resolución de las consecuencias resultantes del delito con la ayuda de una tercera persona independiente y cualificada”.

Y aseguran que los resultados son satisfactorios al:

“Activar un proceso que beneficia a la víctima porque tiene la oportunidad de expresar sus necesidades y de ser parte activa en la forma en que el victimario repare su daño”.

Beatriz Artolazabal, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, considera que puede ser de:

“Gran utilidad para seguir avanzando en la convivencia en el País Vasco, tras las sangrientas décadas de terrorismo de ETA”.

De hecho, hace unos meses, Artolazabal declaró que:

“Buena parte de los presos de ETA que están llegando al País Vasco cumplen o están a punto de cumplir los requisitos para la progresión de grado”.

Lo que según explicó, abre la puerta a nuevas concesiones en ese plan de “convivencia”

SEMILIBERTAD: EL TERCER GRADO

Además de todo lo anterior, el gobierno regional acaba de conceder el tercer grado a varios asesinos de ETA.

Cabe recordar también que la Fiscalía posteriormente analiza los casos y llegó a recurrir el del histórico dirigente de ETA José María Arregui Erostarbe, alias Fiti, que fue avalado en febrero por el Gobierno autonómico vasco.

Entre dichos etarras se encuentran:

Lierni Armendaritz

Miembro del comando Barcelona. Condenada, entre otros delitos, por el asesinato del ex ministro y diputado del PSC, Ernest Lluch.

También fue condenada a:

  • 34 años como colaboradora necesaria en el asesinato de José Luis Ruiz Casado, concejal del PP en Sant Adrià de Besòs.
  • 47 años como responsable del asesinato de Miguel Gervilla, miembro de la Guardia Urbana de Barcelona.
  • 47 años por el asesinato De Francisco Cano, concejal del PP de Viladecavalls.

Juan Carlos Subijana

Condenado en 2010 por la Audiencia Nacional como colaborador del atentado del 22 de octubre del año 2000 en el fue asesinado Máximo Casado Carrera, funcionario de prisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.