Nuevo hachazo fiscal de Sánchez; el impuesto a los pactos sucesorios se multiplica

La presión fiscal cada vez más fuerte sobre el contribuyente, ha llevado a el nacimiento de estrategias orientadas a reducir la asfixiante cantidad de impuestos a pagar.

A pesar de que la izquierda insiste en señalar que los intentos de disminuir con estrategias los impuestos a pagar son propios de los ricos, un informe del Instituto de Estudios Fiscales, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, indica que todos los cambios de residencia, desplazamiento y demás que se ejecutan con la intención de conseguir reducir impuestos, son mucho más intensos entre los que reciben menos de 150.000 euros.

Los menos adinerados de todos los contribuyentes, son los que más usan estrategias para evitar pagar impuestos

Los pactos sucesorios, una fórmula contemplada en el Derecho Civil de algunas comunidades autónomas, consisten en un contrato que permite asignar la futura herencia a familiares antes de fallecer. El único requisito para beneficiarse de un pacto sucesorio es cumplir dos años de residencia en una de las comunidades autónomas donde está contemplado.

Aunque sigue tributando por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el pacto sucesorio permitía que los receptores de la herencia vendiesen los activos tributando solamente por la diferencia entre el valor que tenía el inmueble en el momento de la transmisión y el precio de liquidación ante un tercero.

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde a un proyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal que incluye un brutal «hachazo fiscal» a los pactos sucesorios

El Senado tiene que pronunciarse todavía, pero lo más probable es que sea aprobado por la mayoría PSOE y Podemos.

EJEMPLO PRÁCTICO

Hasta ahora si alguien recibe un inmueble valorado en X y lo transmite por un pacto sucesorio por el doble, el valor de la transmisión es el doble. Si antes de morir el causante, se vende el inmueble por una cantidad superior de dinero, la tributación se limitaría a la diferencia de precio entre el valor de transmisión y el valor de la venta.

Ahora, con el nuevo plan del Gobierno, de producirse una transmisión se tomaría como referencia el valor inicial. Esto implica que la venta multiplicará el impacto en el IRPF del receptor del pacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *