Nuevo asalto de Sánchez a la Justicia; regala un CGPJ diferenciado a separatistas vascos y catalanes

El Gobierno socialista de Pedro Sánchez no ceja en su empeño de hacerse con el control de la Justicia en España.

Esta vez, su asalto toma la forma de un regalo a separatistas vascos y catalanes, un plan de destrucción institucional ya pactado entre PSOE e independentistas.

EL PLAN

Conseguir cumplir con su plan pasaría por tomar el control total del Tribunal Constitucional para tener su autorización y así conseguir que acepte medidas ya prohibidas expresamente por la sentencia del Estatuto de Autonomía catalán:

  • Por un lado, conseguiría ayudar a sus socios permitiendo y legitimando referéndums golpistas camuflados, logrando así dar validez a un fraude de ley evidente.
  • Por otro, fraccionaría el Poder Judicial permitiendo que vascos y catalanes tuvieran organismos con las competencias del CGPJ pero diferenciados de éste.

EL FRACCIONAMIENTO DEL PODER JUDICIAL

La consumación de estos dos pasos llevaría al fraccionamiento del Poder Judicial e implicaría la toma de control del TC y del CGPJ, algo que, cabe recordar, es un objetivo separatista exigido tanto en la reforma del Estatuto de Autonomía Vasco como en el catalán.

De hecho, existe una sentencia en contra del Constitucional que obligó a retirar ese punto del Estatuto catalán

Sin embargo Sánchez ha pactado este tema con el PNV por un lado -tal y como prueba el Estatuto en proceso de tramitación actualmente-, y por otro con Oriol Junqueras antes del golpe del 1-O en 2017.

Así, Sánchez entregaría el control judicial -parcialmente de momento- a los separatistas en ambas Comunidades Autónomas

Importante señalar también que el fraccionamiento del poder judicial siempre ha estado en la agenda ya que Sánchez aceptó de cara a ERC en 2017:

«La reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, incorporando las previsiones sobre el Consejo de Justicia de Cataluña y configurándolo como una instancia desconcentrada del propio Consejo General del Poder Judicial».

EL ESTATUTO VASCO

El cumplimiento de los acuerdos entre PSOE y separatistas vascos se conseguiría creando una figura que ya aparece en el nuevo estatuto, el «Consejo de Justicia de Euskadi», que permitiría arrebatarle competencias al CGPJ en la comunidad.

De cumplirse las expectativas de Sánchez de controlar TC y CGPJ, conseguiría que este esquema fuera aceptado como legítimo de manera que podría usarlo como fórmula para contentar a los Gobiernos regionales separatistas dándoles el control de los jueces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *