Nuevas protestas raciales por la muerte accidental de un afroamericano

La agente que tenía que detenerlo, utilizó una pistola en lugar de un táser cuando el delincuente trató de escapar de la policía.

Los hechos han ocurrido en Minneapolis, cerca de donde se celebra el juicio por la muerte de George Floyd.

Al parecer Wright no había cometido un delito grave antes de intentar zafarse y escapar de la policía, pero sí pesaba sobre él una orden de arresto por conducir sin carnet y posesión ilegal de arma.

Los testigos, entre ellos su novia, dicen que le sacaron del coche cubierto de sangre para intentar reanimarle, aunque eso no se vea en el vídeo, que se ha hecho público justo un día después de la tragedia.

Arde Minneapolis (Minnesota).

El accidente en el que Daunte Wright, de 20 años, ha resultado fallecido, ha servido como escusa para que gran parte de la comunidad afroamericana, así como muchos blancos de extrema izquierda, salgan a tomar las calles.

Muchas de las protestas han derivado en violencia contra la policía, destrozos en el mobiliario urbano y saqueos e incendios de comercios.

20 comercios han sido pasto de las llamas, hay solo dos detenidos y un policía herido por el lanzamiento de un ladrillo. La policía tuvo que usar gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Los movimientos antifas y BLM han estado, como siempre en estos casos, muy presentes para capitalizar el descontento popular y sacar rédito económico.

El alcalde del suburbio Brooklin Center, lugar cercano a Minneapolis donde acontecieron los hechos, ha lamentado los sucesos.

El gobernador del estado, por su parte, tardó solo unas horas en declarar el toque de queda y desplegar a los 2.000 soldados de la Guardia Nacional destacados desde que empezó el juicio por el juicio de Floyd.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *