Nueva regulación de las criptomonedas en España. ¿Qué cambia?

Los Gobiernos de todo el mundo se ponen serios en lo que a la regulación de las criptomonedas respecta y el de España no podía ser menos.

El BOE ya ha publicado la nueva Ley contra el Fraude. La nueva regulación establece una serie de obligaciones para quienes poseen criptomonedas y productos similares.

La ley establece entre otras la obligación de «informar sobre saldos y titulares de las monedas en custodia«. Esto afectará a todo aquel que tenga criptomonedas.

Ya en la campaña de la Renta de 2019, Hacienda avisó a miles de usuarios de que sus beneficios con monedas virtuales debían incluirse como ‘Otras ganancias patrimoniales a integrar en la base imponible del ahorro‘. Se sabía que era cuestión de tiempo que este Gobierno estrechara un poco más el cerco.

La Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal supone un giro de tuerca bastante definitivo con respecto a las criptodivisas. A partir de ahora, los inversores tienen la obligación de conocer bien sus responsabilidades fiscales y ser claros en sus declaraciones de hacienda.

Por una parte, las empresas que gestionen criptomonedas deberán informar de los distintos saldos, así como la identidad de los titulares de cada saldo.

Las personas y entidades residentes en España… vendrán obligadas a suministrar a la Administración Tributaria, en los términos que reglamentariamente se establezcan, información sobre la totalidad de las monedas virtuales que mantengan custodiadas. Este suministro comprenderá información sobre saldos en cada moneda virtual diferente y, en su caso, en dinero de curso legal, así como la identificación de los titulares, autorizados o beneficiarios de dichos saldos.

Por la otra, las plataformas de intercambio deberán informar de los domicilios identificación fiscal, así como del precio y la fecha de la operación.

Las personas y entidades residentes en España y los establecimientos permanentes en territorio español… vendrán obligados, en los términos que reglamentariamente se establezcan, a comunicar a la Administración Tributaria las operaciones de adquisición, transmisión, permuta y transferencia, relativas a monedas virtuales, así como los cobros y pagos realizados en dichas monedas, en las que intervengan o medien, presentando relación nominal de sujetos intervinientes con indicación de su domicilio y número de identificación fiscal, clase y número de monedas virtuales, así como precio y fecha de la operación.

De este modo, será obligatorio presentar el informe 720 en la Declaración de la Renta.

Aquellos que tengan Bitcoin u otras criptomonedas en monederos internacionales deberán declarar. Todo el mundo tendrá la obligación de informar sobre las monedas virtuales de las que se sea el titular.

Estas criptomonedas que se tengan en intercambiadores fuera de España deberán incluirse en la la Declaración Informativa sobre Bienes y Derechos en el extranjero (modelo 720).

Cuidado con los olvidos, grandes multas potenciales.

De no cumplirse esta obligación se establece el mismo régimen de sanciones existente, con «hasta 5.000 euros por cada dato referidos a cada moneda virtual individualmente considerada según su clase que hubiera debido incluirse en la declaración».

El régimen sancionador planteado es tan grave que incluso hay expertos que sugieren que pueda ser cuestionado por la Comisión Europea y anulado por el TJUE.

No se han definido aún todos los parámetros. Parámetros como el importe mínimo a partir del cual debemos informar.

¿Cuándo llegará esta modificación? se habla de septiembre u octubre. Cabe la posibilidad de que, finalmente, las cantidades a declarar sean de 50.000 euros o mas. Asimismo, el momento en que se hace el cálculo o la frecuencia a la que hay que declarar están aún por definir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *