Nueva ordenación académica en la educación española

Con la nueva reforma, habrá ahora 5 itinerarios de bachiller. La nueva «modalidad general», ofrecerá unas matemáticas menos profundas.

Son bastantes los cambios introducidos en la nueva reforma, aunque algunos de ellos no parece que vayan a ser otra cosa que pequeños cambios cosméticos o de nombre.

La introducción a la Filosofía de 4º curso, en algunas comunidades denominada Ética, pasará a ser una asignatura puramente de valores. Recibirá precisamente el nombre de ‘Valores Cívicos y Éticos’, lo cual es objeto de mucha controversia. En el fondo, es una recuperación de la antigua asignatura de la LOE, Educación para la Ciudadanía.

No obstante, aunque se resta peso a la que filosofía que los alumnos puedan llegar a ver en la ESO, si es que ven algo, pues esto dependerá del profesor que de la nueva asignatura y de algunos factores más; ahora, Historia de la Filosofía volverá a ser obligatoria en 2º de Bachillerato.

También aparecen tres nuevas y polémicas asignaturas, en algunos casos opciones: Crecimiento en Armonía, Servicio a la Comunidad y Orientación Personal.

En educación preescolar los cambios parecen ser meramente denominativos.

En Educación Primaria, vuelve la asignatura de Conocimiento del Medio, en sustitución de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, sin embargo, Música y Plástica sí se fusionan en una, aunque es previsible que se den separadamente al contrario que como ha ocurrido estos años con Ciencias Naturales y Ciencias Sociales (que se tendían a dar juntas).

La gran novedad es la vuelta de la antigua Educación para la Ciudadanía en 5º o en 6º, que también se dará al menos en un curso de la ESO. Su nuevo nombre es Educación en Valores Cívicos y Éticos y va a generar mucha polémica.

Literatura Universal desaparece como optativa en bachiller, dando paso a ‘Literatura Dramática’ (una asignatura más delimitada, con un currículo mucho más concreto). Será pues, una asignatura ofertada a los alumnos de la modalidad de artes escénicas.

Estos son los principales cambios que Educación ha enviado a las distintas Comunidades Autónomas. El texto señala que se quiere ir a una educación más práctica y menos teórica, algo que también reclamaba la LOMLOE.

Los nuevos bachilleratos.

Se ha creado un nuevo bachillerato, a camino entre ciencias y letras aunque con matemáticas más parecidas a las de Ciencias Sociales que a las del bachillerato científico.

Las tres modalidades de Bachillerato se convierten en cinco: General, Ciencias y Tecnología, Humanidades y Ciencias Sociales, Música y Artes Escénicas y Artes Plásticas, Imagen y Diseño.

El Bachillerato General «va enfocado, por ejemplo, a alumnos que vayan a cursar carreras de Humanidades o sociosanitarias y no necesitan profundizar en Matemáticas, pues les basta con análisis de datos o estadística», explican en el Ministerio.

Algunas fuentes han señalado que este puede terminar siendo el bachillerato más «facilón». Aunque por ahora, no está nada claro cómo va a poder implantarse de la noche a la mañana.

A partir del bachillerato General, podrían llegar a acceder a carreras sociosanitarias, como enfermería o psicología- quien sabe si también a medicina- gente con un pobre conocimiento de matemáticas.

Cultura Audiovisual desaparecerá en el 2º curso de Bachillerato y, por tanto, de la Ebau. Da la impresión de que se pretende integrarla de forma más transversal en cursos anteriores. Se mantiene en 1º de Bachillerato, y el texto sugiere que tendrá un enfoque más artístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.