Nueva ofensiva recaudatoria de Podemos; «impuestos para la salud» con el «fat tax», subida del IS a empresas eléctricas…

Este lunes, en el marco de un acto llamado «Tax the Rich: Equilibrar la balanza fiscal» que reunió a toda la izquierda más radical (Bildu, ERC, el secretario del Partido Comunista de España Enrique Santiago o el ex líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn), Podemos ha anunciado su nuevo plan impositivo.

La ofensiva recaudatoria morada se recoge en un documento de 19 páginas, con una propuesta que busca recaudar 30.000 millones de euros al año

Entre otras cosas Podemos quiere, entre otras medidas:

  • Subir un 10% el impuesto de Sociedades a las empresas eléctricas por un periodo mínimo de cinco años sujeto a prórroga.
  • Sustituir el Impuesto de Patrimonio por un nuevo tributo a las grandes fortunas.
  • Elevar el IRPF a las rentas superiores a los 120.000 euro.
  • Un impuesto a las viviendas vacías.
  • Impuesto digital

Lo único que bajaría sería –en algunos puntos– el IVA, concretamente:

  • Del 21% al 10% este impuesto a las peluquerías y servicios veterinari.
  • Superreducido para los productos de higiene femenina y de alimentación animal.
  • Ampliar la lista de alimentos y bebidas no alcohólicas con un tipo superreducido del 4%.

Sobre este último punto indican que:

«En todo caso, se excluirán aquellos para los que resulte desaconsejable por motivos de salud pública».

Aquí es donde entra a la palestra un nuevo impuesto

«FAT TAX» : «IMPUESTOS PARA LA SALUD»

Con los llamados «impuestos para la salud» pretenden recaudar 800 millones de euros

En el documento Podemos señala que;

«Los Health Taxes, o impuestos de la salud, son impuestos que gravan productos con impacto claramente negativo en la salud. Estos impuestos permitirían reducir el consumo de ciertos productos –que terminan generando un alto coste para la sanidad pública por las enfermedades asociadas a ellos–, y a la vez incrementar los ingresos públicos repartiendo la carga fiscal de forma más eficiente».

El partido pone de ejemplo la subida del IVA a los refrescos, tengan o no azúcar, ordenada por Alberto Garzón, ministro de Consumo:

«Los Presupuestos Generales del Estado de 2021 ya aumentaron el tipo impositivo de bebidas azucaradas desde el 10% hasta el 21%, mientras que algunos territorios ya han establecido regulaciones similares».

Hacienda recaudó el año pasado con esta medida 314 millones de euros

Siguiendo en esta línea, Podemos pretende:

«Establecer un impuesto sintético que grave la calidad nutricional de los alimentos (fat tax), penalizando aquellos cuyo consumo resulte nocivo para la salud».

¿QUÉ SE CONSIDERA UN ALIMENTO NOCIVO?

Pero, ¿qué se considerará un alimento nocivo? Por ahora no ha sido definido, aunque hay que recordar que el Ministerio de Consumo defiende el sistema Nutri-Score, que ha causado una gran polémica en la industria alimentaria

Según la OCDE, los «impuestos de la salud» se aplican a los bienes que afectan negativamente salud, como: tabaco, alcohol, refrescos algunos alimentos con grasas o sal.

PREVISIONES RECAUDATORIAS

Las previsiones recaudatorias son las siguientes:

Impuesto de Sociedades9.000 millones de euros
IVA-1.200 millones de euros
Impuesto Digital500 millones de euros
IRPF6.000 millones de euros
Impuesto a la vivienda vacía1.700 millones de euros
Grandes fortunas10.000 millones de euros
Impuesto de transacciones financieras1.500 millones de euros
Nueva fiscalidad verde y empresas eléctricas1.500 millones de euros
Impuestos para la salud800 millones de euros
TOTAL29.800 MILLONES DE EUROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.