NEOS, la alternativa civil frente al Sanchismo y la Agenda 2.030 que abarrota el Círculo Logroñés

Algo está cambiando en la sociedad riojana y en la sociedad española.

Hubo instantes en que la bandera de España confería un sentimiento de vergüenza frente al independentista y al renegado.

Hubo agentes sociales, políticos y mediáticos que pretendieron acallar la consciencia, la valentía y la pertenencia de quien se siente español, intentando confundir orígenes, identidades y culturas.

Hubo lenguas que nunca tuvieron la repercusión del castellano pero que quienes la disfrutaban y conocían fueron los que jugaron a derrotarla.

Hubo un tiempo en que la palabra empresario representaba la maldad del cruel gerifalte en los tiempos de la esclavitud de látigo y galera.

Hubo momentos en el que los valores cristianos directamente estaban satanizados por una parte de la población de nuestro país.

Hubo años donde el derecho a la vida se supeditaba a la muerte en las clínicas abortistas, que no discernían ni de plazos ni de circunstancias.

Hubo estrategias dirigidas que hacían que la Agenda 2.030 supusiese la felicidad de aquel quien disfrutaba por no tener nada y por ser un siervo del poderoso.

Hubo quien hizo de las redes sociales el espejo de la vida feliz del que no supo contemplar la belleza de su propia existencia.

Frente a toda esta infamia, difamación e incultura se acaba de presentar la plataforma NEOS en Logroño

Sus siglas, tal y como ha dicho Juan Antonio Gómez Trinidad, uno de sus colaboradores riojanos, representan el Norte, el Este, el Oeste y el Sur de España. Todos los españoles caben en una asociación que no duda de nuestros pilares esenciales como nación y sociedad

El aforo se completó superando incluso, cualquier expectativa inicial, lo cual no era de extrañar al contar con ponentes de primer nivel como María San Gil, Jaime Mayor Oreja, Juan Antonio Gómez Trinidad, Bieito Rubido, José Luis Prusen, Enrique Martínez de Toda, Diana Marín, Carlos Villar, Dolores González y Eduardo Ruiz.

Todo ello ha posibilitado que la sociedad riojana haya encontrado un espacio de libertad y de reafirmación frente a la cultura del nepotismo y de la difamación de la nación española, que tan de moda está últimamente por quien se considera progresista bajo el engaño de ciertos cuenta cuentos.

El himno de La Rioja y el himno de España han sido el magnífico colofón a una jornada donde han estado presentes políticos de diversos colores como Alfonso Domínguez, Conrado Escobar, José Ignacio Ceniceros o Pablo Baena, y que ha dejado de relieve el apoyo que formaciones como Partido Popular y Ciudadanos prestan a este tipo de iniciativas que no reniegan de un país como España, que tanta historia tiene y que tantos injustificados ataques sufre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.