Mont de Marsan, el espectáculo de Pedraza de Yeltes

Impresionante tarde de toros que ha lidiado esta vacada salmantina, en el coso de Plumançon en Francia.

Corrida cuajada, con trapío, seria, rematada y además con un comportamiento serio, complicado, como debe de ser el toro bravo y aunado todo ello al espectáculo que dieron en los tercios de varas, haciendo que el espectáculo alcanzase cotas extremas.

Con este material triunfó Alberto Lamelas, cortando una oreja a cada uno de sus oponentes, por cierto a los cuales, se les premió con una vuelta al ruedo, (excesivas en nuestra opinión) pero el espectáculo ahí quedo.

Lamelas recibió a sus dos oponentes a porta gayola, lució a sus dos Pedraza en la suerte de varas recibiendo hasta tres puyazos y arrancándose de lejos al caballo.

Lamelas sorteó el mejor lote de Pedraza, sobre todo su primer oponente, segundo del festejo, un toro con raza, casta, y sobre todo un buen fondo de nobleza y duración, donde el torero jienense, demostró por qué es el consentido de la afición francesa.

Con su segundo oponente, un espectacular Pedraza, por su cuajo, trapío y descarado de pitones, el cual dio todo un espectáculo, en la suerte de varas, tomando tres puyazos, arrancándose desde lejos al caballo. Luego en la muleta, fue un toro de comportamiento serio, que no regaló las embestidas, donde Lamelas tiró de oficio y veteranía.

Abría cartel, Domingo Lopez Chávez, el cual sorteó en primer lugar, al garbanzo negro de la corrida, un primer Pedraza, manso de libro donde el torero salmantino, tiró de oficio. Donde el torero dio toda su dimensión, fue con el cuarto toro, un Pedraza serio, que nunca regalo nada, con el que Lopez Chávez, demostró su oficio, veteranía y porque es un torero, que está viviendo una segunda juventud, navegando en este circuito tan complicado, sin que le llegue el agua al cuello.

Perdió una oreja por el mal uso de los aceros. Y completaba terna, Gómez del Pilar, que también tuvo una actuación seria, pero del que esperábamos más.

En otro orden de ideas, Urdiales cortó también, en esta feria una oreja a un toro de Alcurrucen, pero también dejó buenas sensaciones en Santander con la corrida del Ptº San Lorenzo, cortando otra oreja, después de meter en la franela, a un toro al que consistió en demasía.

La nota discordante de la tarde, fue la mala presentación de la corrida del Puerto, toros sin trapío, mal rematados, anovillados y lo que es peor afeitados. Y como decimos siempre, cuando se juntan Villalpando Y Curro Vázquez, pongámonos a temblar… Dos grandes rasuradores de toros.

También en Santander, triunfó Emilio de Justo, con una bien presentada corrida de Torrealta, de comportamiento serio, donde el cacereño cortó tres orejas, dando una importante tarde de toros. También se sumó al corte de tres apéndices, Ginés Marín, pero al cual vimos muy eléctrico, en su primer oponente, dejando una importante faena con el sexto astado, un toro complicado e incierto.

Y por último no nos queda nada más que despedirnos, y darles las gracias a todos ustedes por leer estos artículos, deseándole lo mejor a este periódico digital, que seguro que se va a convertir, en todo un referente en cuanto a la comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *