Mónica García presenta una propuesta para obligar por ley a nombrar a no binarios como altos cargos

nica García, líder de Más Madrid, ha presentado en la Asamblea de Madrid una propuesta de Ley de Igualdad que busca que sea obligatorio en la Comunidad de Madrid nombrar a personas no binarias, titulares de órganos directivos de la Administración y de los entes que integran su sector público.

La propuesta también incluye una definición de «persona no binaria», presuntamente aquella:

«Cuya identidad o expresión de género se ubica fuera de los conceptos tradicionales de hombre-mujer  masculino-femenino, o fluctúa entre ellos».

Así pues, García quiere que sea ilegal que el Gobierno de la Comunidad de Madrid no contrate a personas no binarias para altos cargos en la Administración Pública.

Pretende además extender este criterio al nombramiento de titulares de los órganos directivos de cada una de las consejerías que integran el Ejecutivo Regional, en la composición de los órganos colegiados y en las entidades locales de la Comunidad de Madrid y sus organismos vinculados o dependientes

La ley también establece un régimen sancionador que impone multas que pueden oscilar desde los 3.000 euros a los 50.000 euros en función de su gravedad, que se desarrolla a lo largo de 137 artículos que ocupan 101 páginas.

En el preámbulo, Más Madrid se jacta de que quiere «impulsar un cambio de valores» en la sociedad madrileña.

Lo que el partido de García entiende como «perspectiva de género» es expresado en la legislación de la siguiente manera:

«La toma en consideración de las diferencias entre mujeres, hombres y en su caso, personas en un ámbito o una actividad para el análisis, la planificación, el diseño y la ejecución de políticas, teniendo en cuenta la manera en que las diversas actuaciones, situaciones y necesidades afectan a las mujeres».

A su vez, establece un marco normativo que hará imperativo que «mujeres, hombres y personas no binarias» en Madrid compartan:

«Las responsabilidades y la vida familiar, las personas con dependencia, el cuidado, las tareas domésticas, la jornada laboral posibilitando la conciliación con la vida personal, el ocio y el tiempo libre».

Y añade:

«La Administración Pública de la Comunidad de Madrid tomará medidas con el fin de fomentar la corresponsabilidad de las mujeres, los hombres y las personas no binarias, teniendo en cuenta los diferentes modelos de familia».

LA LEY NO HA PASADO EL TRÁMITE

Esta ley no ha pasado de la presentación puesto que no ha superado el trámite correspondiente en la Mesa de la Asamblea y como consecuencia no será debatido en el pleno.

García ha respondido culpando a la «agenda ultra» de Isabel Díaz Ayuso y criticando que sólo Madrid junto con La Rioja carecen de una ley de Igualdad:

«Presentamos esta ley para adaptar las instituciones a la realidad de nuestra región, queremos empapar a Madrid del tsunami feminista y dar pasos hacia la igualdad real y efectiva. Esta ley nos pone en hora con las políticas feministas del resto de España».

También ha calificado la situación de «preocupante» y señalado que:

«El PP se cree que las instituciones forman parte de su cortijo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *