Marlaska malgasta 12 millones en renovar los uniformes de gala de los policías en vez de comprar chalecos antibalas: «por la imagen»

El Ministerio del Interior de Fernando Grande-Marlaska ha aprobado una partida de gasto de casi 12 millones de euros para renovar los uniformes de gala de los policías en vez de comprar chalecos antibalas, algo que lleva años exigiendo JUPOL, sindicato mayoritario del cuerpo.

Concretamente y tal y como aparece reflejado en el BOE del 21 de julio, destinarán 11.965.000 euros para la:

«Adquisición de prendas de uniformidad para reposición de los integrantes de la Policía Nacional para los años 2023, 2024 y 2025, formado por cuatro lotes independientes».

En la memoria justificativa de la licitación a la que Okdiario ha tenido acceso, Marlaska defiende que, los uniformes son parte esencial del trabajo y la imagen policiales por lo que:

«Ante la demanda en tiempo y forma de reposición de las correspondientes prendas y artículos, el no disponer de ellas o vestir con prendas inadecuadas, afectadas por el deterioro o por el desgaste derivado del uso, repercuten de forma negativa en el servicio y la imagen corporativa y de seguridad«.

LA RESPUESTA DE JUPOL

Desde JUPOL, a través de un comunicado, no han tardado en calificar esta nueva maniobra de Marlaska, invirtiendo en uniformes de gala en lugar de dotar al cuerpo de chalecos antibalas y fundas antihurto como una:

«Auténtica vergüenza y una nueva falta de respeto».

Y añaden que:

“Con la partida que ha aprobado para renovar los uniformes de gala, que solamente se usan en actos protocolarios y no en el día a día de los policías, se podrían adquirir aproximadamente 20.000 packs de chaleco antibala y funda antihurto que ayudarían a garantizar la seguridad de los policías en las calles”.

Pablo Pérez, portavoz de JUPOL, ha recordado que:

«A día de hoy sigue habiendo policías en la calle que salen a defender la seguridad de todos los ciudadanos sin llevar un chaleco antibalas de dotación de la Policía Nacional, una situación que supone un grave riesgo para sus vidas o una funda antihurto para evitar que pueda ser sustraída su arma reglamentaria».

Y desde el sindicato ya han iniciado la presentación de una serie de demandas contra la Dirección General de la Policía precisamente por no dotarles de chalecos antibalas, señalando que:

«La falta de estas medidas de protección individual es sangrante entre los agentes del Cuerpo Nacional de la Policía, especialmente dentro de algunas brigadas como la de policía judicial, extranjería o información”.

Asimismo han recordado que esta situación contraviene el:

«Derecho intangible a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo».

Y también el artículo 63.1 de la Ley de funcionarios civiles que indica que:

«El estado dispensará a sus funcionarios la protección que requieran para el ejercicio de sus cargos».

JUPOL ha calificado la actitud de la Dirección General de la Policía en este tema como:

«Una vulneración de los derechos fundamentales en concurrencia con el incumplimiento de la normativa de prevención y riesgos laborales contraria a los principios de dignidad, seguridad, salud y protección laboral, vulnerando los derechos inviolables que le son inherentes al desarrollo de la actividad profesional».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.