Marine Le Pen pisa los talones a Macron

A un año de las elecciones y con sólo dos candidatos seguros de cara a las próximas elecciones presidenciales francesas de 2022, todos los sondeos publicados marcan una tendencia clara hacia la bipolarización del panorama política francés entre la opción socio liberal, pro-globalización y federalista europea que encarna el Presidente Macron y la opción soberanista, nacional conservadora y colbertista (proteccionismo económico y dirigismo) que encarna la candidata de la Agrupación Nacional Marine Le Pen.

Con una gestión económica caracterizada por las rebajas fiscales a las clases más acomodadas, una errática política migratoria, una creciente precarización del mercado laboral y una deficiente gestión de la pandemia el electorado más izquierdista que le apoyó en los últimos comicios parece cada vez menos predispuesto en los sondeos a apoyarlo en una segunda vuelta.

Los dos últimos sondeos de las encuestadoras Harris e IFOP anuncian una desintegración del llamado “Frente republicano”, sobre todo en el electorado de centro-izquierda e izquierda, y una segunda vuelta muy ajustada entre el candidato liberal-progresista y la candidata soberanista.

Según IFOP Emmanuel Macron ganaría las elecciones con un 53% frente al 47% de Marine Le Pen en una segunda vuelta y, en caso de un enfrentamiento entre Le Pen y la socialista Anne Hidalgo, actual alcalde de París, ganaría la líder derechista con un 51% de los sufragios.

El único candidato que según todos los sondeos sería capaz de vencer claramente a Marine Le Pen en una segunda vuelta sería el candidato de los Republicanos (centro-derecha), Xavier Bertrand, con un 57% de votos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.