Madrid eliminará todos sus buses de gasóleo en 2023 y comprará, por 99 millones de euros, 150 ecológicos

Madrid está reemplazando toda su flota de autobuses a gasóleo por otros de energías verdes y lo está haciendo a un ritmo vertiginoso.

La flota renovada se compone de autobuses híbridos, de gas natural y eléctricos. En 2023 se retirarán del servicio todos los diésel y, en estos momentos, se están buscando autobuses eléctricos para comprarlos en 2022 y 2023.

La mayoría de los autobuses que se van a comprar en el periodo 2021-2023 son de gas natural (520 uds) ya que la actual autonomía y precio de los eléctricos puros no invitan a dar el paso definitivo a la movilidad 100% eléctrica. Pero también se van a comprar muchos eléctricos.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) cuenta con más de 170 unidades eléctricas, fundamentalmente de BYD e Irizar. Entre 2022 y 2023 se van a comprar otras 150 unidades por 99 millones de euros.

La EMT ha puesto las siguientes condiciones: tendrán 12 metros de largo, no necesitarán recarga de oportunidad (sin pasar por cocheras), la recarga debe realizarse en un plazo de 5 horas con cargadores ya existentes en la EMT, tienen que aguantar 20 horas de servicio y a una velocidad media de 14 km/h. La entrega se efectuará entre septiembre de 2022 y noviembre de 2023. La empresa adjudicataria tiene que incluir la formación a los empleados de la EMT, tanto conductores como personal de mantenimiento.

Madrid tiene a día de hoy tres líneas 100% electrificadas, las llamadas líneas Cero. Además de cero emisiones, también son de coste cero para el usuario. La iniciativa de líneas electrificadas y sin coste para el usuario arrancó en 2020, año en el que se pusieron en servicio las tres líneas, con un total de 1,1 millones de viajeros.

La EMT tiene planes ambiciosos para electrificar su flota a nivel de infraestructuras. La cochera de La Elipa será 100% eléctrica y albergará a 318 unidades. En Las Tablas se creará un centro de bajas emisiones con 9.000 metros cuadrados y capacidad para dar servicio a 513 unidades.

Autobuses de hidrógeno

No será la primera vez que un autobús de hidrógeno circula por Madrid. El primer prototipo- fabricado en España- llegó en 2003. Por entonces no había disponibles pilas de combustible a la venta. Aquello ocurrió en el marco del proyecto de movilidad europeo CUTE, siendo algo más bien experimental. Se probaron tres Mercedes-Benz Citaro y un IVECO Pegaso City Class durante dos años. Ahora bien, esta vez el hidrógeno será renovable y los buses serán realmente útiles y eficientes.

El Centro de Operaciones de Entrevías contará con una hidrogenera que producirá el gas comprimido a partir de energías renovables. En una primera fase, el hidrógeno verde que se produzca alimentará a 10 autobuses de pila de combustible que aún no se han adquirido. Y no es la primera vez que se usan en la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *