Los trenes de RENFE pondrán películas que traten el tema del racismo y la inmigración

En concreto 5 películas que aborden esas temáticas. El objetivo es concienciar sobre lo que la corporación considera problemas sociales.

No es la primera vez que la empresa pública siembra la polémica con una decisión ideológica y controvertida. Hace un par de años ya se acordó que durante unos años solo las mujeres podrían promocionar a altos puestos dentro de RENFE.

«Bienvenidos a España», «Donde nos lleve el viento», «Boxing for freedom», «Nuestra vida como niños refugiados en Europa» y «Palabras de caramelo» son las cinco películas que Renfe proyectará en sus trenes AVE, larga y media distancia durante todo el mes de diciembre para sensibilizar a los viajeros a través de historias de emigración.

La iniciativa fue presentada este martes en la estación de Nuevos Ministerios de Madrid por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, en el marco del Mes del Migrante, organizado por ambos departamentos.

Con la proyección de los cinco filmes, obra del director y productor Juan Luis Moreno, pretenden generar «reconocimiento» y «empatía» para acercar la realidad de los migrantes a los ciudadanos que viajen en tren durante el próximo mes.

Escrivá ha destacado que este proyecto, que utiliza el cine como transmisor de valores inclusivos, es «bonito» y «oportuno» ante el «crecimiento de actitudes de odio» hacia la población inmigrante en España.

El titular de Migraciones ha recordado a los miles de afganos que fueron repatriados en aviones militares españoles desde Kabul durante el pasado mes de agosto y después en octubre, en especial a aquellos que presentaron la solicitud de asilo internacional: «Les tenemos que ayudar a integrarse progresivamente en nuestro país».

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha hecho hincapié en la necesidad de «reflexionar sobre nuestra historia» -mencionando a los exiliados durante el franquismo y a los jóvenes que dejaron el país tras la crisis de 2008- para poder entender el sufrimiento de quienes ahora llegan a España y a otros países europeos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.