Los ocho vocales progresistas y dos conservadores del CGPJ salvan al Gobierno socialista de Sánchez del informe sobre la sedición

Los ocho vocales progresistas y dos conservadores del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) han salvado al Gobierno socialista de Pedro Sánchez de tener que escuchar al Consejo en relación a la supresión del delito de sedición.

Fue el 18 de noviembre cuando los ocho vocales conservadores José Antonio Ballestero, Gerardo Martínez, Juan Martínez Moya, Nuria Díaz Abad, Juan Manuel Fernández, José María Macías, Carmen Llombart y Ángeles Carmona, solicitaron a Rafael Mozo, el presidente interino del CGPJ, que incluyera en el orden del día del Pleno de este jueves su propuesta sobre la reforma penal anunciada por el Gobierno.

Estos magistrados conservadores pretendían conseguir dos objetivos. En primer lugar, que el Pleno se pronunciase «sobre la falta de petición de informe» en relación con la propuesta para derogar la sedición, y en segundo, y dando un paso más, que se debatiese si «a pesar de ello, no sería oportuno que el Pleno evaluase dicho informe» aunque el Gobierno no lo hubiese solicitado.

Según ha informado Libertad Digital, esta iniciativa no ha salido adelante por 8 votos a favor, 9 en contra y uno en blanco.

Concretamente, todos los progresistas más el conservador Vicente Guilarte habrían votado en contra y el otro conservador, Wenceslao Olea habría votado en blanco.

Los ocho vocales conservadores detrás de la iniciativa presentarán un voto particular

OTROS ASUNTOS

El CGPJ ha acordado además analizar el 22 de diciembre la renovación de los magistrados del Tribunal Constitucional con el «compromiso» de efectuar una votación de candidatos.

Cabe recordar que en esta renovación Sánchez debe nombrar a 2 magistrados y el CGPJ a otros dos

Finalmente, ha aprobado por unanimidad el informe crítico elaborado por la vocal progresista Roser Bacha que evidencia las ridiculeces jurídicas existentes en la Ley de protección animal elaborada por Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.

Y es que dicha ley llega al punto de exigir penas más graves en algunos casos de maltrato animal que en los casos de maltrato de personas

LA REFORMA DEL GOBIERNO

El Gobierno socialista presentó hace dos semanas una proposición de Ley orgánica con la que contentar a los separatistas al derogar el artículo 544 del Código Penal que habla del delito de sedición y al modificar el 557 para crear un delito que Sánchez llama «desórdenes públicos agravados».

Al ser proposición de Ley y no proyecto de Ley, el Gobierno ha podido esquivar los informes preceptivos pero no vinculantes de órganos como el CGPJ o el Consejo de Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *