Los ganaderos riojanos responden a Alberto Garzón

Los ganaderos de La Rioja, como los de otras regiones de España, responden negativamente al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por su hashtag en contra de la ganadería e industria cárnica.

El polémico político, de orígenes riojanos, despertaba el enfado de muchos con el hashtag #MenosCarneMásVida. Junto a él adjuntó un vídeo en el que hablaba de unos supuestos problemas medioambientales y sociales asociados al consumo de carne.

Según el ministro, el 14,5 por ciento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero a la atmósfera ya están relacionadas con el sector de la ganadería.

Aunque es cierto que debido al aumento de consumo de carne en países como China la cifra de emisiones está aumentando en el sector, estaríamos ante una cifra «falsa», según las patronales del sector. Para esta fuente, la cifra que ha dado Garzón viene de sumar también la actividad derivada de la agricultura «porque la producción ganadera de carne únicamente representa el 7,8 por ciento del total».

En cualquier caso, la emisión de gases del sector cárnico representa una parte reducida del total. Una parte consecuencia inevitable de una industria a la que difícilmente vamos a querer renunciar. Utilizar el argumento de las emisiones para respaldar una causa meramente animalista, como es la de reducir el consumo de carne, resulta, cuanto menos, bastante pueril.

Garzón ha mezclado «churras con merinas».

A la hora de hablar del sector cárnico, los ganaderos denuncian que el poco informado ministro ha mezclado la ganadería tradicional y al mismo tiempo modernizada de Europa, con la super intensiva ganadería americana, de mucho mayor impacto ecológico.

Enrique Serrano, un ganadero de Anguiano replica al ministro:

Ha mezclado la ganadería en superintensivo de los países americanos, una devastadora total, con el modelo de ganadería de Europa, donde prima la extensiva o semintensiva. Nos ha metido a todos en el mismo saco y ha abierto la puerta a corrientes potentes como el veganismo, que se ampara en que el consumo de carne provoca sufrimiento animal, pero parece que lo que esta gente no sabe es que eso no lo evitas dejando de comer carne porque a día de hoy la agricultura también provoca muertes de especies. Además, hay muchos cultivos que necesitan cantidades ingentes de agua y minerales de los suelos, los cuales hay que fertilizar para acabar con plagas. ¿Van a dejar de comer vegetales también?

Asimismo, el ganadero desmiente al ministro en relación a los antibióticos:

Además, allí la dependencia de insumos es enorme, lo que está provocando la deforestación de bosques y selvas para cultivar soja con la que elaborar los piensos. Pero aquí en Europa y en España no funciona así. Tampoco el uso de antibióticos como promotores de crecimiento, como alude Garzón en el vídeo, y que está prohibido desde 2006 en Europa. Solo se usan en caso de enfermedades para asegurar el bienestar animal.

Al rato de realizar su publicación, el ministro reculó ante la ingente cantidad de respuestas que recibió en la red. Garzón llegó a decir que la ganadería tradicional y extensiva son parte de la solución. Sin embargo, le siguen echando en cara que realizara tal campaña desinformando y criminalizando a todo un sector, vital, en el caso de España, para la supervivencia de muchas áreas rurales y ecosistemas tradicionales.

La ganadería extensiva es una fuente de riqueza para las zonas rurales. Genera empleo, evita el abandono rural y favorece la prevención de incendios y el mantenimiento de los bosques y su biodiversidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *