Los expertos cada vez más convencidos de la falsa victoria de Joe Biden

Desde las pasadas elecciones del 3 de noviembre, han sido incontables los expertos electorales y analistas estadísticos que se han dedicado a estudiar detenidamente dato por dato los resultados de la votación. 

Un exhaustivo estudio de los análisis cuantitativos y auditorías en cada condado, esclarece la utilización de suficientes artimañas para alterar el resultado de las elecciones. Ello ha generado que se desarrolle un consenso entre los auditores de la información divulgada por los estados, contradiciendo así la narrativa promulgada por los demócratas y los medios de comunicación. 

Cuantos más expertos ven los datos, menos convencidos están de la victoria de Joe Biden

Entre los analistas que cuestionan la legitimidad de la victoria de Biden, se encuentra el Doctor Navid Keshavarz-Nia, un experto en ciberseguridad cuya experiencia técnica fue promocionada por el periódico New York Times en el pasado mes de septiembre y que ha sido descrito como un héroe en el diario Washington Monthly . 

A día de hoy, es poco probable que cualquiera de las publicaciones alabe su trabajo en cuanto a las recientes elecciones. Su análisis condenatorio contra la manipulación electrónica de votos que ocurrió en las primeras horas del 4 de noviembre aparece en una declaración jurada incluida con CJ Pearson v. Kemp, una demanda presentada por la abogada Sidney Powell en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Norte de Georgia. Su declaración jurada de nueve páginas, describe cómo es posible manipular los votos, dónde ocurrió, y resume sus hallazgos de la siguiente forma:

Concluyo con gran confianza que los datos de las elecciones de 2020 se modificaron en todos los estados del campo de batalla, lo que resultó en cientos de miles de votos que se emitieron para el presidente Trump se transfirieran al vicepresidente Biden. Estas alteraciones fueron el resultado de vulnerabilidades explotables sistémicas y generalizadas en DVS, Scytl / SOE Software y sistemas Smartmatic que permitieron a los operadores lograr los resultados deseados. En mi opinión, la evidencia es abrumadora e incontrovertible.

El Doctor Keshavarz-Nia no es el único experto en llegar a la conclusión de que se produjo una manipulación generalizada de los votos

Este análisis cuantitativo identifica algunas anomalías en los patrones de votación de las pasadas elecciones del 3 de noviembre.

Por otro lado, Matt Braynard del Voter Integrity Project (VIP) trató el tema de los resultados de 2020 de una manera mucho menos arcana. Su equipo analizó los datos disponibles sobre las papeletas de voto no contadas, y explicó sus hallazgos a través de su canal de Youtube. 

Vídeo del Canal de Youtube: Voter Integrity Project

Voter Integrity Project observó actividad electoral anómala y sospechosa en los estados de Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Pensilvania y Wisconsin. Uno de los hallazgos más importantes que encontraron, fue el de las personas que cambiaron de estado donde residían, pero votaron pese a estar ausentes utilizando su dirección anterior. En Arizona, estado en el que Biden “ganó” por 10,457 votos, hubo 19,997 votos cuestionables. En Georgia, donde los demócratas también “ganaron” por 12,670 votos, Voter Integrity Project encontró 138,221 votos cuestionables. En Wisconsin, estado en el que también el candidato demócrata «ganó» por 20.608 votos, hubo casualmente 26.673 de votos dudosos. Braynard dijo al diario Época:

Esta elección, me parece, ha sido decidida por papeletas que son altamente cuestionables… Puedo darle la lista de las personas que votaron en esta elección, que presentaron tarjetas de Cambio Nacional de Dirección en Georgia, mudándose a otro estado. … También puedo mostrarles los subsiguientes registros estatales de votantes de estas personas en otros estados, que luego emitieron su voto en ausencia en Georgia… No tengo confianza en que Joe Biden sea el merecido ganador de esta elección.

Se le ha pedido a Braynard que presente los hallazgos del Proyecto de Integridad del Votante en la audiencia del lunes con miembros de la legislatura de Arizona. Además, como Braynard tuiteó el viernes:

«Los hallazgos de VIP también se han incluido en documentos judiciales en PA, GA, MI, WI y AZ, incluidas las declaraciones que recopilamos».

El domingo, otro tweet de Braynard reveló que el FBI había solicitado proactivamente hallazgos del Proyecto de Integridad del Votante que pueden indicar el fraude.

El representante Bill Posey (R-Fla.) Tuiteó lo siguiente sobre ese tema perenne:

“De acuerdo con una declaración jurada en la demanda de MI, un distrito electoral de Michigan tuvo una participación del 781,91%. ¿Como sucedió esto?»

Seis distritos enumerados por el representante Posey experimentaron una participación superior al 120%. Otros 10 supuestamente disfrutaron de una participación del 100%

Esto sucedió en los distritos demócratas de todo el país. Desde la Segunda Guerra Mundial hasta 2016, la participación promedio en una elección presidencial fue de alrededor del 56%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *