Los Diputados que no sabían darle a un botón

El día de ayer, jueves 3 de febrero, se produjo un acontecimiento lógico en el lupanar más caro de España, conocido como Congreso de los Diputados. Sí, lógico, tratándose de los sujetos que allí habitan.

Los hechos son los siguientes:

  1. Se votaba la convalidación de la nueva reforma laboral del Gobierno de Pedro Sánchez.
  2. El citado diputado sacaba pecho de una reforma que no traerá mas que más de lo mismo, salvo las subvenciones aumentadas a sindicatos, patronal y patronal de autónomos.
  3. Los apoyos con los que contaba el mentado actor eran los que ya se conocían, salvo algun teatrero de siempre: PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, Más País, PDeCAT, Teruel Existe, NC, PRC, CC y Compromís.
  4. En contra de la misma votaron: Partido Popular, Vox, ERC, PNV, Junts Per Catalunya, EH Bildu, CUP, Foro de Asturias, UPN y BNG, lo previsible. Aunque el lector no debe dejarse llevar por las combinaciones, es lo que tiene un sistema disfrazado de democrático, pero que su esencia es la partitocracia con tintes dictatoriales.
  5. Como el Reglamento de estos adláteres les permite estar en babia y votar a la vez, un diputado del Partido Popular, Alberto Casero, votó también a favor de la reforma.
  6. Para disculpar al mentado sapiens dicen que no se equivocó, sino que fue un error informático.
  7. El resultado de la votación fue faborable a la reforma gracias a dicho diputado popular. Teodoro García Egea se puso como un basilisco, Cuca Gamarra sacaba fuego por los ojos y Pablo Casado, pues jugando a la Oca.
  8. Este es el sistema que tenemos, un diputado que cobra 70.000 euros anuales no solo se equivocó una vez, si no tres veces, por lo tanto el argumento del Partido Popular no solo es mentira, si no falaz.

El principal responsable de estos atropellos democráticos es el Sistema, que permite y alimenta a cenutrios de toda índole mientras representan a una institución como el Congreso de los Diputados

El problema es tener a personas como éstas regentando los designios y el futuro de la gente. Un sistema corrupto, mentiroso, cobarde, mendaz y vomitivo es el que nos atormenta como sociedad.

El principal problema es que no queremos este Sistema ineficaz, pero tampoco sabemos darle solución

El diputado popular de papada poblada y escaso bello no es el problema, sino el sistema por el cual, él puede hacer lo que ha hecho. Hoy ha sido él, ayer fue un tal Cuesta del PSOE quien metía papeletas en una urna en la Cámara Baja, pues de aquellos barros, estos lodos.

Y mientras estos se despellejan teatralmente entre ellos, la deuda española ha aumentado aproximandamente en 7.000.000 millones de euros, que tendremos que pagar los de siempre.

Españolito currante ¿cuándo nos levantamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.