Los botellones de Logroño son noticia a nivel nacional. La policía sigue desatendida

El Parque del Ebro vuelve a convertirse en el centro de la fiesta. Esta vez no solo de los jóvenes logroñeses, sino también de vecinos de otros municipios que quieren participar de los botellones multitudinarios.

Sin guardar las distancias de seguridad, sin usar las mascarillas y a menudo enfrentándose a la policía cuando esta trata de dispersar a la gente, cientos de jóvenes riojanos llevan todo el verano celebrando macrobotellones en el Parque del Ebro de Logroño.

La Policía Local desalojó en la madrugada del domingo en el Parque del Ebro a unas 1.100 personas concentradas (fuentes del PP cifran en tres mil a los congregados). Ya durante el viernes se había desplegado el mismo dispositivo, lo que llevó a disolver a unas 300.

Policía Local puso en la madrugada del domingo varias denuncias, requisando hasta ocho grandes altavoces encendidos a todo volumen.

Al parecer, en esta ocasión no hubo grandes incidentes, pero los agentes afirman que el número de personas que se concentran continúa en aumento semana a semana.

Preocupación social en aumento.

El Ayuntamiento de Logroño y la Policía Local de la capital riojana han vuelto a pedir este lunes «responsabilidad» a la población para evitar aglomeraciones masivas en plena quinta ola de pandemia.

Marrodán ha explicado que la Junta Local de Seguridad Extraordinaria de Logroño “intensificará” el dispositivo conjunto de las Policía Nacional y Local ante “el incremento de personas que acuden los fines de semana al parque del Ebro de Logroño para realizar distintas actividades”.

El sector de la hostelería y el ocio nocturno que reclama que «el hecho de que nuestros locales estén cerrados potencia este tipo de escenas». Sin embargo, las autoridades políticas siguen sin terminar de levantar muchas de las fuertes restricciones decretadas en su momento.

También durante el operativo establecido en el Parque del Ebro, los agentes detectaron a una persona que resultó detenida por constarle una orden de ingreso en prisión por un delito de violencia de género y otra más fue localizada durante la madrugada del viernes también por tener una orden de ingreso en prisión pendiente por un delito de estafa.

Polémicas declaraciones del alcalde y el primer edil.

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, hizo el pasado lunes referencia a los botellones que «cada semana congregan a más personas».

Es un tema que no tiene una solución fácil y refleja una situación muy concreta, como es el cierre del ocio nocturno a las 2…

Los chavales se aglomeran en esa parte del Ebro y, en cierta medida, es un mal menor si pensamos que pudieran localizarse estas reuniones en otros puntos de la ciudad afectando de una manera mucho más directa a los vecinos.

El alcalde ha explicado que la Policía Local y Nacional intervienen de forma coordinada a las 5:30 de la madrugada para dispersar a los reunidos y poder comenzar con la limpieza.

La gente se puede reunir; los derechos y libertades fundamentales hacen que no podamos intervenir: no hay un toque de queda, no hay restricción de las libertades… La policía actúan con proporcionalidad y sensatez, evitando males mayores.

El primer edil ha aclarado que «las reuniones no están prohibidas, sí la ingesta de alcohol, pero los agentes tampoco tiene forma de saber si en una botella ‘X’ hay alcohol, porque a veces se va con la mezcla hecha». Estas declaraciones han levantado muchas críticas entre los empresarios hosteleros, hartos del agravio que a su juicio sufren por parte de los distintos gobiernos.

Hermoso de Mendoza considera que el verdadero problema está en el gran número de gente que se congrega. Ha añadido que el hecho de que en otras localidades haya toques de queda es lo que ha propiciado que lleguen más jóvenes a Logroño.

Como hecho relevante, el alcalde ha destacado que la Comisión Interministerial «en algún momento tendrá que platearse que cuando volvamos a una cierta normalidad los aforos en las hostelería y ocio nocturno recuperen también la cotidianidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *