Los bomberos tratan de controlar el terrible incendio de Ezcaray

Los recursos de emergencias se están dejando la piel en controlar el incendio declarado el pasado sábado entre las aldeas de Posadas y Azárrulla, Ezcaray.

El Gobierno de La Rioja ha declarado que «las condiciones meteorológicas durante la noche han sido buenas, sin apenas viento y con temperaturas frescas»; pero es posible que la situación empeore con la próxima subida de temperaturas.

Los bomberos han estado trabajando toda la noche. a estas alturas el perímetro está estabilizado, pero el incendio está todavía lejos de quedar controlado.

Para combatir el incendio se han desplegado 6 retenes y una Carif (Cuadrilla Acción Rápida Incendios Forestales) de entre 8 y 9 personas cada una. También Agentes forestales, cuatro autobombas y tres bulldozer.

Además, se han movilizado efectivos desplazados por la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ayer noche trasladaron a Ezcaray 66 personas, seis autobombas y un camión nodriza para atender el requerimiento del Ejecutivo autonómico.

Desde esta mañana, los medios aéreos de la comunidad y los que han podido desplazarse desde todos los rincones del país han tratado de aplacar las llamas desde el aire.

Durante doce horas se tuvieron que suspender estas laboras por falta de visibilidad.

El Gobierno riojano ha informado de que los incesantes trabajos antiincendios han conseguido reducir el fuego durante la noche y la superficie calcinada por las llamas se ha acotado a unas 125 de hectáreas de pinar, bosque mixto y matorral.

Las piscinas municipales se desalojaron este sábado y aún no se podrán utilizar «por precaución». Podría ser que los medios aéreos necesitasen hacer cargas de agua para terminar de extinguir el incendio.

El alcalde de Ezcaray, Gonzalo Abajo, ha declarado que el municipio vive con «impotencia y rabia» un trágico incendio forestal que se suma a otros ocurridos en la zona hace unos años. Ha explicado que el fuego se detectó sobre las 13:30 horas del sábado, y poco después, a unos 300 metros al norte del primer foco, apareció un segundo punto de fuego. Es muy posible que en ambos casos estemos ante incendios intencionados.

El monte junto a la zona de Posadas ha sufrido varios incendios, el último importante en el año 2017 y durante 2009 se detectaron otros cinco, alguno de estos provocado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *