López Aguilar, el ex ministro y ahora eurodiputado socialista, defiende una política migratoria europea mucho más laxa

El político adquirió mucha notoriedad porque, siendo uno de los impulsores de la Ley Integral de Violencia de Género, terminó siendo acusado precisamente de violencia doméstica. Por suerte para él, en su caso prevaleció la «presunción de inocencia» y no solo no perdió la custodia de sus hijos sino que además pudo continuar con su carrera política en Europa.

El eurodiputado socialista y presidente de la comisión de libertades civiles, justicia y asuntos de interior del Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, ha comparecido para Europa Press. Considera que la Unión Europea “tiene que cambiar su mirada” y dejar de ser “negacionista del hecho migratorio” para pasar a gestionarla apropiadamente, permitiendo una vía de entrada legal (se entiende que aún más masiva que actualmente).

La UE tiene que cambiar su mirada, porque su mirada es esencialmente negativa, cuando no negacionista derecho migratorio. La Unión Europea pretende que ojalá las migraciones no existieran.

El socialista canario ha afirmado que:

Las migraciones son una constante en la historia de la humanidad (…) deben ser gestionadas racionalmente y conforme a los valores europeos (…) Por tanto, la conclusión es clara. Esto significa abrir de una vez vías seguras y legales de acceso a la UE.

Según López Aguilar, es precisamente esa “ausencia de vías seguras y legales” lo que empuja a quien quiere llegar a “abandonarse en las manos de las mafias que trafican con personas en redes criminales (…)».

“¿Es que hay alguien en su sano juicio pagaría 7.000 euros a una organización criminal para conseguir poner el pie en Europa si hubiera tenido la oportunidad de tener un visado humanitario o de comprar por 300 euros un billete de avión desde Túnez, desde Estambul o desde Argel o Dakar?. Nadie habría hecho eso, poniéndose en riesgo él, su cónyuge, sus hijos, sus hijas y su descendencia”, lamentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *