Locuras de callejeros en Galicia

Mientras España se hunde literalmente en una de las peores crisis de toda su existencia, en una de las peores guerras a las que se ha visto sometida, con el gobierno más nefasto de la historia, el presidente más traidor y un presidente autonómico en Galicia como el Sr. Feijóo (“valorado” en las encuestas como el peor presidente autonómico de España…), ¿en qué están pensando?

Se preguntarán ustedes que probablemente estén buscando soluciones para ayudar a los autónomos, a los agricultores, a los jóvenes, o intentando reducir la tasa de suicidios, para lograr medidas más efectivas en los colegios, y que los niños sufran menos… No, para nada, se equivocan: la tarea más urgente, por lo visto, es cambiar el nombre a veintiocho calles en Pontevedra. Así, por ejemplo, la calle Reina Victoria ahora será la “Rua Raiña Victoria Uxia”; la Plaza de la Leña será “Eirado da Leña”, etcétera (sin entrar a la revisión de personalidades presuntamente “involucradas” con los años de vivencia bajo el franquismo).

¿Imaginan el coste? No solo es cambiar la placa de la calle: es ir a todos los registros oficiales y cambiar todos esos datos. El que nació en la calle Reina Victoria, ahora ya ni ha nacido en esa calle. Ni piensen en los gastos de papelería de las empresas (hostelería, transporte, alimentación), folletos, propaganda… Aunado a ello, los GPS tendrán que cambiar todos los navegadores y reprogramar tanto las denominaciones bilingües como suprimir las “políticamente incorrectas”.

En definitiva, estos pérfidos, traidores, indecorosos y felones gobernantes están llevando a cabo la Agenda 2030, que es romper y dividir en medio del caos. Siguen alimentando a la bestia… ¿cuál será la próxima comida gallega, tras la indecorosa Medalla a la ministra Margarita Robles o los paseos a La Toja?

@LaReconquistaD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.