Licitado el eje ciclista Espolón-El Cubo. Murrieta se transforma en una rotonda holandesa-turbo rotonda

El Ayuntamiento de Logroño ha licitado el segundo tramo del eje ciclista que unirá El Espolón con el barrio del Cubo y con la calle Murrieta. Este supondrá un cambio radical en la zona afectada, especialmente en la Plaza de la Diversidad (Fuente Murrieta), que pasará a ser una rotonda holandesa y turbo rotonda

El segundo tramo del eje ciclista este-oeste llega desde Duquesa de la Victoria hasta Muro de la Mata donde se deja un carril de circulación para vehículos motorizados y otro carril exclusivo para bicicletas a contraflujo. Se mantienen las bandas de servicio para contenedores, carga y descarga, aparcabicis y aparcamotos. La parada actual de taxis pasará a la acera norte.

Por la calle María Zambrano el ciclocarril es compartido a contraflujo. La banda de servicio pasa al carril opuesto y la actual se convierte en zona peatonal que «se mejorará estéticamente».

El eje continúa por Avenida de Portugal. Es un ciclocarril compartido y las direcciones se invierten. Los ciclistas que van en sentido este tienen el carril segregado y los que vienen hacia el centro tienen el carril compartido.

Antes de llegar a la Plaza Diversidad se crea una gran plataforma peatonal en la calle Daniel Trevijano. La acera tiene grandes dimensiones, siendo accesible para todas las personas.

En Plaza Diversidad se produce el cambio más significativo de este eje ciclista, puesto que se realizará un anillo exterior ciclista, una rotonda holandesa, junto con una turborrotonda: una glorieta en la que se encauzan los flujos de tráfico para, en teoría, mejorar la capacidad y la seguridad.

Saliendo de Plaza Diversidad, la calle Norte queda de sentido único, lo cual hace que la permeabilidad peatonal mejore de manera considerable al quedar reducido el paso peatonal a un carril y todo el tráfico que viene de la calle Norte se deriva a la calle Comandancia, a la que se añade un carril para que se incorporen los vehículos que llegan desde la glorieta de Plaza Diversidad y los que salen del aparcamiento, que se mantiene y se crea una dársena para autobuses discrecionales.

Junto al CEIP Navarrete el Mudo se crea una zona de aparcamiento regulado, para que las familias puedan parar el coche unos minutos para que sus hijos puedan ir caminando al colegio. Se eleva el paso peatonal que existe junto al colegio y se elimina el semáforo.

En el IES Batallas de Clavijo se ampliarán las aceras junto con el carril bici bidireccional.

También se hace una modificación de la parada de taxis y se les propone una ubicación en el aparcamiento.

Desde la calle Norte hasta Comandancia, se crea un carril bici bidireccional para atender a los ciclistas que puedan llegar desde la calle Norte. La acera de esta calle también se amplía y se crean nuevos pasos peatonales elevados.

Este proyecto concluye aquí de forma provisional. El Ayuntamiento de Logroño trabaja en la propuesta del proyecto anillo sur, otro eje ciclista que va por Carmen Medrano, Duques de Nájera y Avenida Lobete. Este completará este mismo itinerario hasta el cuarto puente, que desde 2020 ya cuenta con ciclocarriles que permiten el paso a bicis y patinetes al otro lado del Ebro.

Conexión con el futuro Eje ciclista de Calle Murrieta

También desde Plaza Diversidad hasta la rotonda de Las Palmeras continúa el carril bici, ya segregado en ambos sentidos y con una actuación para elevar los pasos peatonales. Además, a petición del vecindario de la zona, cambia el sentido de circulación de la calle Guardia Civil, desde Murrieta hasta la calle Trinidad.

Este carril bici conectará el gran Eje Este-Oeste de Logroño con el Eje de Calle Murrieta. Ambos enlazarán con el futuro Anillo Sur de Carmen Medrano-Duques de Nájera-Lobete, si este llega algún día a realizarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.