Levanta la hoz, agricultor. El campo riojano estalla contra la izquierda

El próximo miércoles, 26 de enero, el campo riojano va a tomar las calles logroñesas para reclamar medidas ante la total pasividad del gobierno riojano para contrarrestar la pésima situación en la que se encuentra en estos momentos.

Las principales organizaciones sindicales agrarias, ASAJA, UPA y UAGR, han llamado a la movilización contra la inexistente preocupación del PSOE y de Podemos-Izquierda Unida por el sector económico más importante de La Rioja y cuya dejación puede llevar a la ruina más absoluta a una buena parte de los riojanos.

Bajo el lema “SOS Rioja” unos 200 tractores ocuparán las calles logroñesas, en una marcha que promete una gran participación, con presencia de habitantes de muchísimos municipios riojanos que ven como, día tras día, son olvidados por Concha Andreu y sus socios de gobierno.

Los costes de producción han aumentado en torno al 30% por el encarecimiento de las materias primas y combustibles, frente al bajo precio que siguen percibiendo los agricultores y ganaderos. A ello se une el aumento descontrolado de los daños ocasionados por la fauna silvestre junto con una excesiva burocratización del sector por parte de la administración pública.

Por fin, parece que la sociedad está despertando ante un Gobierno riojano que está más preocupado en satisfacer a Pedro Sánchez y a Alberto Garzón que en gestionar debidamente el bienestar de sus ciudadanos.

La “Rioja vaciada” está harta de ser utilizada únicamente para que Concha Andreu pose frente a los viñedos cuando le apetece aparentar su cercanía a los pueblos a través de una foto que disimule su total desapego por la vida rural.

A Concha Andreu no le importa querer inundar de molinos de viento, de placas fotovoltaicas y de cables de alta tensión todo el territorio riojano mientras los pueblos van desapareciendo tras la huida de los jóvenes hacia lugares más urbanitas y con mayores posibilidades de progreso por la consciente y permanente indiferencia gubernamental que sufren sus lugares de origen.

El próximo miércoles, los agricultores y ganaderos clamarán con toda su fuerza contra el socialismo y contra el comunismo por abandonar al sector primario y a la clase obrera. Saldrán a la calle contra ese rojerío progresista que se camufla en los mejores restaurantes y boutiques. Estallarán contra esos pijos “perroflautas” que comen chuletones mientras aplauden al Ministro de Consumo.

Es evidente que un amplio sector de la clase media y de la clase trabajadora está renegando de las bonitas retahílas que insaciablemente repite la izquierda mientras deja hundirse toda nuestra economía y todo nuestro porvenir.

Se tendrán que ir acostumbrando desde el Gobierno de La Rioja a soportar manifestaciones con eslóganes que pidan su dimisión. Porque vendrán más. Da igual que los principales sindicatos, CCOO, UGT y USO, estén vendidos a las subvenciones. Los ciudadanos ya sabemos que dichos sindicatos han dejado de lado la justicia social y que solo se podrán el buzo de trabajo cuando no haya gobiernos que les mantengan.

A día de hoy, la defensa de los derechos individuales y sociales ha pasado ser patrimonio exclusivo del centro derecha (principalmente de Vox y, en menor medida, del PP y de Ciudadanos). El mundo rural quiere que se deje de socializar sus tierras y sus rebaños en provecho de unos pocos. Los ciudadanos en su conjunto queremos que dejen de socializar las miserias para que los ricos sigan agrandando sus bolsillos.

Estamos con vosotros, agricultores y ganaderos. Cuando la situación se vuelve insostenible, cuando juegan con el futuro de nuestros hijos, tan solo queda demostrar que, aunque nos quieran tratar como niños, no somos tan inocentes como para creernos las palabras de un socialismo trasnochado, aburguesado y enriquecido gracias a la mentira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.