LBC Cocinas.com 90-65 Mondragon Unibertsitatea

Buen partido del conjunto riojano que rompió el encuentro en el tercer cuarto tras un comienzo dubitativo. 

Saltaron los dos equipos a la pista de Lobete sabiendo que era un partido trascendente al llegar tanto los riojanos como los vascos con el mismo balance de victorias colocados en la parte alta de la tabla.

Los blanquirrojos no comenzaron con buen pie, Mondragon supo atacar y castigar bien los errores defensivos que el LBC Cocinas.com cometía y guiados por un Andoni Acha que encontraba el aro con facilidad tanto abierto en la línea de tres como cerca del aro fueron abriendo hueco en el marcador. Los blanquirrojos se atascaron en acciones individuales que favorecían los ataques rápidos y acertados de Mondragon para terminar el primer cuarto con un 13-22 que no hacía presagiar un buen resultado para el LogroBasket. 

El segundo parcial terminó siendo el del comienzo de la reacción blanquirroja, la defensa apareció, los visitantes dejaron de sumar con tanta facilidad mientras que el LBC Cocinas.com empezaba a ver el aro con más claridad. Los riojanos comenzaron a correr la pista y a encontrarse más cómodos con acciones ofensivas de calidad en la que los locales compartían el balón y terminaban encontrando situaciones fáciles para anotar.

El LogroBasket llegó al descanso por delante en el marcador con un 44-36 después de un cuarto con muy buenos minutos de baloncesto por parte de los riojanos

La segunda mitad comenzó con el objetivo claro por parte del conjunto dirigido por Nacho Arbués y este era mantener la dinámica que habían sido capaces de imponer durante el parcial anterior.

Los blanquirrojos tras el parón saltaron con una buena concentración, intensidad y acierto que terminó por romper del todo el partido. El LBC Cocinas.com siguió jugando a campo abierto y anotando de tres lo que sumado a una gran defensa les colocó con una diferencia que rondaba los 20 puntos e hizo que los diez minutos finales fueran de mero tramite.

El LogroBasket no paró de jugar y se fue hasta los treinta puntos de ventaja y pese al típico bajón de saber el partido por terminado, el marcador se quedó en un 90-65 que dejó clara la superioridad riojana tras el primer cuarto. 

«Hemos tenido una semana complicada de entrenamientos marcada por las bajas. Los jugadores del segundo equipo han sido fundamentales para llegar preparados al partido. Han demostrado que están al nivel de la competición con su trabajo y entrega.Nos costó entrar en el partido ante un Mondragón muy acertado desde la línea de 3. Cuando conseguimos ajustar en defensa y dejamos de cometer errores de marca pasamos a dominar el partido y el marcador. Hubo muy buenos minutos de baloncesto y la afición disfrutó. El equipo también y se notó en la pista. Contentos por el resultado y por las sensaciones. Esperamos recuperar a gente durante la semana y estar a tope la próxima jornada«.

Nacho Arbués

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *