LBC 69-81 Mondragon Unibertsitate (Liga EBA)

Primera derrota en casa para el LBC Cocinas.com esta temporada que no supo imponer su estilo en un partido en el que fue siempre por detrás.

El inicio del encuentro estuvo marcado por el tremendo acierto de los dos conjuntos, algo que beneficiaba a los visitantes, pero que los riojanos fueron incapaces de parar. Las defensas brillaron por su ausencia en unos minutos en el que tanto unos como otros encontraban el aro con relativa facilidad. El conjunto vasco fue poco a poco abriendo brecha en el marcador gracias al buen porcentaje en los lanzamientos a su capacidad para castigar los errores defensivos y ofensivos de un equipo local que por momentos mostró cierta desidia a la hora de cerrar su pintura, algo que no había sucedido hasta ahora en toda la temporada. Al descanso 40-47 para un Mondragon que supo atacar y poner el balón en los jugadores indicados durante los primeros dos cuartos del enfrentamiento. 

La segunda mitad comenzó con cambios defensivos por parte del LBC Cocinas.com que parecía con la capacidad de acercarse en el electrónico pero de nuevo los errores en el rebote dieron alas a los visitantes que castigaban una y otra vez las múltiples oportunidades que tenían para anotar. Los blanquirrojos trabajaron durante todos los minutos de este cuarto para ponerle freno al acierto de Mondragon pero pese a todos los intentos se entraba al último cuarto con una desventaja de 6 puntos al periodo final. Los últimos 10 minutos estuvieron marcados por el desgaste local, los blanquirrojos tiraron de carácter pero de individualismo, desapareció el juego coral y el cansancio hizo que los tiros no entraran. Justo ganador el equipo visitante que con un 69-81 se llevó un partido que dominaron de principio a fin. 

«Como siempre las derrotas son dolorosas y en este caso nos recuerdan que debemos trabajar mucho más entre semana. Si no entrenamos con continuidad y concentración no podemos jugar con mínimas garantías. Hoy sabíamos de las fortalezas de Mondragón pero no hemos podido contrarrestarlas. Han dominado el ritmo y no hemos sabido parar sus transiciones y llevar el partido al juego en media pista.

Han sido justos ganadores, toca mejorar en el día a día. Estamos dejando de hacer cosas que nos hacían ser mejores y no podemos olvidar.» 

Nacho Arbués

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *