Las mujeres afganas tienen terminantemente prohibido practicar deporte, bailar, aplaudir, volar cometas, representar seres vivos, la fotografía o la pintura en el régimen talibán

Ha pasado un año, desde que en agosto de 2021, los estadounidenses anunciaron la retirada definitiva de sus tropas, alegando que su misión allí había sido un éxito porque habían acabado con el liderazgo de Al Qaeda. Fue en ese preciso momento cuando los talibanes se lanzaron a retomar el país sin encontrar resistencia en el ejército afgano.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, huyó del país rumbo a Tayikistán apenas horas después de que los talibán se plantasen en las puertas de Kabul y anunciasen en un comunicado, un alto a sus operaciones hasta «la conclusión de un acuerdo de transición».

Cabe destacar que la combinación entre las tradiciones pastunes y la interpretación radical del Islam por parte de los talibanes deriva en una serie de reformas restrictivas de la libertad de acción y decisión de las mujeres. Las reformas regulan principalmente la forma de vestir de las mujeres, su comportamiento en público, la libertad de tránsito y sus responsabilidades con la sociedad.

Golpean a las niñas solo por sonreír”: así es ahora Afganistán para las mujeres bajo el régimen talibán

Estas «normas» delegan a las mujeres la obligación de hacerse cargo de las tareas domésticas, entre las cuales estaba el cuidado y educación de sus hijos. Utilizar diariamente la burqa, una prenda de vestir que envuelve todo el cuerpo, es una de las reformas más conocidas y con mayor impacto mediático hacia el exterior, debido a que implica cubrir por completo el cuerpo de la mujer.

Poco después de haber tomado el país, los talibanes comenzaron a marcar con pintura las casas de destacadas mujeres de Afganistán, con activistas, periodistas, funcionarias, blogueras o YouTubers en el punto de vista de los extremistas.

La idea de sociedad de los talibanes está basada en interpretaciones estrictas de lo que debe ser la vida de un musulmán, con el fin de combatir lo que ellos consideran el «libertinaje», considerado habitual en las sociedades occidentales.

Las mujeres tienen terminantemente prohibido practicar algún deporte, bailar, aplaudir, volar cometas, representar seres vivos, la fotografía o la pintura en el régimen talibán

 De hecho las mujeres deben caminar con calma y abstenerse de golpear sus zapatos en el suelo, para no generar ruido. Se suspende la educación femenina, se cierran las escuelas mixtas puesto que hombres y mujeres no podían estudiar juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.