Lapidan a una chica de 20 años tras haber engañado a su marido en Sudán

Así lo recoge el código penal de 1991 de Sudán. La muerte por lapidación es una pena legal en cargos de adulterio que mayoritariamente la sufren mujeres, sin importar la edad. Hemos de recordar, que la religión más extendida en Sudán es el Islam, con un 71% de personas que lo profesan.

Tal es el caso de Maryam Alsyed Tiyrab de tan solo 20 años de edad, que ha sido condenada a ser ejecutada por lapidación tras haber engañado a su marido hace un semana

Agentes de Policía de la región de An Nil al Abyad, o ‘Nilo Blanco’ detuvieron a la joven cuando ya llevaba tiempo separada de su marido. Ella había regresado a su hogar familiar; las autoridades la interrogaron hasta arrancarle la admisión del adulterio.

Bajo la ley islámica, los crímenes ‘hudu’, como es el adulterio, acarrean condenas como la amputación de manos y pies, latigazos, y en algunos casos, la muerte.

El Centro Africano de Estudios de Paz y Justicia, con sede en Uganda, denunció que la sentencia viola las leyes domésticas e internacionales, y pidió la «liberación inmediata e incondicional» de Tiyrab.

Según el centro, el juicio de la mujer no fue justo, y ella no sabía que la información que ofreció durante su interrogación se usaría en su contra.

«La aplicación de la pena de muerte por lapidación por el crimen de adulterio es una grave violación de la ley internacional, incluyendo el derecho a la vida y la prohibición de la tortura y los tratamientos crueles o inhumanos como castigo», afirmó el centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.