Lamentable señalamiento público a los comercios de Logroño que no apagan sus escaparates pasadas las 22:00 horas. Un gesto comparable al boicot contra los judíos en la Alemania de 1933

Como ya ocurrió en la tenebrosa época del Tercer Reich alemán, allá por 1933 con el boicot de las SA, fuerzas paramilitares nazis hacia los comercios judíos, en Logroño hemos vivido una escalofriante rememoración de esos terribles y oscuros años, con el señalamiento de comercios por parte de periodistas y medios de comunicación, tras la entrada en vigor de la nueva Ley del Ahorro Energético este pasado miércoles 10 de agosto en la que se impone a los comercios apagar su iluminación exterior y escaparates a partir de las 22:00 horas, entre otras cosas.

Debido a esta ley, junto a los comercios de Logroño se suma también todo tipo de edificios públicos y emblemáticos de la ciudad, faltando así las luces de los puentes del Ebro, de la Plaza de Abastos, de la Casa de las Ciencias, del Ayuntamiento y el Parlamento, de la Concatedral de La Redonda… Una estampa oscura y lúgubre.

El mismo día que entró en vigor dicha ley, se procedió esa misma noche a fotografiar comercios de Logroño en los que no se había apagado la luz de los escaparates o letreros, para al día siguiente ser publicados en un artículo acusándolos de «insumisión o desconocimiento»

No mencionaré el autor de ese artículo, ni tampoco el medio que se hizo eco de tal fechoría, fundamentalmente por no caer en el mismo señalamiento que trato de afear en estas letras, pero a poco que el lector haya leído estos días la prensa autonómica, sabe del acto tan impío que estamos tratando.

¿No considera el autor del señalamiento suficiente esfuerzo el tener que adaptarse a las arbitrarias imposiciones de la Ley del Ahorro Energético como para además, perseguir y señalar públicamente a los comercios que no se han adaptado todavía? Si bien el boicot de los nazis hacia los comercios judios duró solamente un día, ¿cuánto va a durar esta costumbre insana de estar publicando cada mañana los comercios que no cumplen la normativa?

Bastante han sufrido ya la hostelería y el comercio durante la pandemia del Covid-19 como para ahora imponerles a qué temperatura tienen que trabajar o durante cuánto tiempo deben iluminar sus locales

No vimos tanto interés en fotografíar y publicar todos los locales que han cerrado durante la pandemia en Logroño, ni tampoco de los que tuvieron que cerrar su actividad temporalmente por que les resultaba imposible su adaptación a las improvisadas normas del Ejecutivo socialista. Tampoco se han molestado en señalar aquellos locales que no han recibido las ayudas prometidas por el Gobierno de La Rioja.

Lo más grave de todo esto, no es el señalamiento público, sino el silencio de corporaciones y organismos que representan a los comerciantes y hosteleros. Nadie ha salido a dar la cara, salvo un Partido Popular que ha ofrecido una serie medidas alternativas para no seguir machacando al comercio local. ¿Es justo que los comerciantes tengan miedo de no apagar la luz de su escaparte a las 22:00 horas por miedo a que les publiquen en un medio de comunicación como si fueran delincuentes y, por si fuera poco, les expongan de manera pública a poder ser sancionados y tener que pagar multas que podrían llegar hasta los 60.000 euros?

Hagamos una reflexión, no debemos caer en estos seguimientos malintencionados que recuerdan a las peores épocas de nuestra historia. Como bien dijo Nelson Mandela, «Ser libre no es sólo deshacerse de las cadenas de uno, sino vivir de una forma que respete y mejore la libertad de los demás».

Concluyo asegurando, que en el momento en que respetemos la libertad de cada uno, nos estaremos respetando a nosotros mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.