La vieja y emblemática estación de trenes de Canfranc será reconvertida en un hotel de lujo en alta montaña

La cadena hostelera Barceló abrirá dentro de un año un establecimiento de lujo en la antigua estación oscense de Canfranc.

Durante la segunda mitad del siglo XIX unir España con Francia por tren a través de los Pirineos fue un sueño de futuro y progreso para muchos. No sería hasta 1915 cuando se inauguraría el primer túnel entre ambas naciones. Para completar el proyecto era necesario construir una gran estación de ferrocarril en territorio nacional, y la bella localidad de Canfranc fue el sitio elegido para erigirla.

En 1923 comenzaron las obras, que concluyeron el 18 de julio de 1928 con la inauguración oficial. A inauguración acudieron el rey Alfonso XIII y el presidente de la República Francesa Gaston Doumergue.

La estación internacional de Canfranc tuvo espectaculares dimensiones para el momento y el sitio (montañoso y poco poblado) en el que fue levantada. En seguida se convirtió en el espacio ferroviario más relevante de España- y uno de los más importantes de Europa- debido a que se convirtió en la principal interconexión terrestre entre Francia y España.

Después de décadas de escasa actividad y práctico abandono, la estación de Canfranc fue declarada Bien de Interés Cultural y ahora está catalogada como monumento desde el 6 de marzo de 2002. El pasado 15 de abril cuando se inauguró la nueva estación de viajeros, rehabilitando parcialmente dos antiguos hangares de mercancías.

Edificio principal rehabilitado y convertido en hotel de lujo.

Debido al gran tamaño y la situación de la estación, su mantenimiento resulta costoso en la actualidad. Esto ha facilitado que el cuerpo central de la estación internacional de Canfranc sea transformado en un hotel de lujo de la empresa hostelera Barceló.

Según Juan Manuel Gordillo, subdirector General de Construcciones y Desarrollo de Barceló Hotel Group:

El hotel se ubica en un edificio único en su género, por lo que el proyecto de interiorismo tratará de potenciar la gran historia de esta estación de principio del siglo XX a la vez que diseñamos un hotel de 5 estrellas Gran Lujo con los estándares de la marca Royal Hideaway Hotels.

El futuro hotel de lujo abriría el próximo invierno. Constará de 104 habitaciones con la recepción situada en el espectacular vestíbulo original de la estación. En la planta baja habrá una zona wellness, con piscina climatizada, biblioteca y el restaurante principal del hotel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *