La selección de Polonia se niega a arrodillarse ante el Black Lives Matter

La selección de fútbol de Polonia se negó a arrodillarse el pasado miércoles antes de su partido clasificatorio frente a Inglaterra para el Mundial de 2022.

Arrodillarse antes del encuentro deportivo, es un gesto habitual en el deporte occidental desde el pasado verano. El objeto de tal acto es mostrar apoyo al movimiento Black Lives Matter, de inspiración ideológica comunista y nacionalista negra.

Cabe recordar que, decenas de miles de energúmenos asociados al movimiento, se dedicaron durante meses a arrasar y saquear establecimientos y ciudades estadounidenses.

En el campo, los ingleses ponían una rodilla en el suelo casi sin excepción mostrando apoyo y sumisión al BLM. Los polacos se mantuvieron de pie y firmes, señalando la pegatina en la camiseta con la palabra “respeto”.

La Asociación Polaca de Fútbol ha afirmado que los jugadores decidieron tomar “una posición neutral y apolítica” hacia la Black Lives Matter. Por otra parte, dejó claro que “todos los representantes polacos se oponen conjunta y solidariamente a cualquier manifestación de racismo e intolerancia”. 

En Polonia, la sociedad civil lo tiene claro. Arrodillados, únicamente ante Dios o para pedir matrimonio a sus novias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *