La Sala Penal de la Audiencia Nacional estima el recurso presentado por la Fiscalía y archiva la investigación sobre la presunta financiación ilegal de Podemos a través de Venezuela

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha ordenado que se archive la investigación sobre la presunta financiación ilegal de Podemos a través de Venezuela que comenzó después de las declaraciones y documentos aportados por Hugo ‘El Pollo’ Carvajal, ex jefe de los Servicios de Inteligencia venezolanos.

Y es que la Sala ha estimado el recurso presentado por la Fiscalía, de así ha truncado nuevamente las diligencias de investigación encargadas por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional y su titular, el magistrado Manuel García Castellón.

Un recurso anterior presentado también por la Fiscalía ya fue estimado y llevó a la limitación de las indagaciones de dicho magistrado realizadas a fin de comprobar la veracidad de las declaraciones de Carvajal y sus testigos señalados, pero sin poder centrarse en los fundadores de Podemos Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa, Jorge Lago y Ariel Jerez.

García Castellón ya había recibido entonces un primer informe de la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Fiscales) que daba credibilidad al relato sobre las relaciones de los fundadores de Podemos con miembros del Gobierno de Venezuela de Carvajal. Al no ser impugnado por la Fiscalía, la investigación pudo continuar en base a este dossier.

En esta ocasión ha vuelto a suceder algo parecido puesto que la Sala ha ordenado el archivo cuando la UDEF ya había enviado sus últimos avances al magistrado.

LA CAUSA REABIERTA

Fue el año pasado cuando la información de Carvajal aportada como parte del «proceso de colaboración» con la Justicia, llevó a la reapertura del caso

Las diligencias encargadas a la UDEF buscaban verificar lo reflejado en los documentos aportados por Carvajal, entre ellos, había una orden de pago girada por el dictador venezolano Nicolás Maduro en 2013 abonando 142.000 dólares a los fundadores de Podemos Bescansa, Jerez y Lago por el «diseño político comunicacional» del stand de la petrolera estatal de Venezuela PDVSA en el Congreso Mundial del Petróleo de 2014 en Moscú.

Otra orden de pago dictada por Hugo Chávez en 2008 consistía en el pago de 6,7 millones de dólares a la Fundación CEPS -vinculada a Podemos- para:

«Propiciar un cambio político aún más afín al Gobierno bolivariano».

Esto fue revelado por diferentes medios en 2016 y en el documento se citaba expresamente a Pablo Iglesias, Jorge Vestrynge y Monedero como «destacados profesores» a los que se calificaba de:

«Aliados naturales de la revolución bolivariana».

Asimismo, Carvajal también aseguró en otro escrito incluido en estos documentos, que Monedero había recogido 600.000 euros salidos de la Embajada de Cuba en Venezuela en mano en un hotel de Caracas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.