La Rioja amplía los espacios protegidos por la Red Natura 2000 hasta el 36% del territorio

El Consejo de Gobierno de La Rioja ha aprobado el Decreto por el que se amplía la Red Natura 2000 y se aprueban los planes de gestión y ordenación de los recursos naturales en las diferentes áreas protegidas bajo esta figura de conservación europea

La superficie de La Rioja protegida se aumenta en 12.364 hectáreas, un 7,6% más, y ahora abarca al 36% del territorio, unas 180.000 hectáreas en total.

Se ha ampliado la superficie de tres de los seis espacios protegidos que conforman la Red Natura 2000 en La Rioja incorporando zonas de muy alto valor ecológico con presencia de hábitats y taxones de interés comunitario, ha indicado el Ejecutivo.

Los Planes de gestión y ordenación de los recursos naturales también aprobados establecen el régimen de protección de estos espacios protegidos y definen el programa de actuaciones a desarrollar en los próximos 6 años para garantizar la conservación de sus valores naturales y dar cumplimiento a las obligaciones de conservación establecidas en las Directivas Comunitarias de Hábitats (Directiva 92/43/CEE, del Consejo, de 21 de mayo de 1992) y Aves (Directiva 2009/147/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo de 30/11/2009).

Por último se declara Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA) el espacio de Sotos y Riberas del Ebro que también se ve ampliado.

A instancias del Ayuntamiento de Calahorra, se ha incorporado al espacio de la Red Natura 2000 denominado “Sotos y Riberas del Ebro”, un tramo fluvial entre Pradejón y Calahorra de 240 hectáreas. También se ha admitido incluir el meandro del Ebro que bordea El Cortijo, que solicitaron tanto la asociación ecologista Amigos de la Tierra como la Asociación de Vecinos de El Cortijo.

La ampliación de este espacio incluye también el tramo final del Najerilla, desde Torremontalbo hasta la desembocadura en el Ebro, el Soto de la Sabuquera en Logroño y distintos zonas de los municipios de Alfaro, Briñas, Briones, San Vicente de la Sonsierra, San Asensio, Torremontalbo y Cenicero, hasta sumar 675 nuevas hectáreas añadidas a las 1.710 ya protegidas, suman 2.385 hectáreas de Sotos y Riberas.

En segundo lugar, se amplía el espacio de las ‘Peñas de Iregua, Leza y Jubera’ en 214,6 hectáreas (un 2,6 por ciento de su superficie) correspondientes a los roquedos de Cueva Lóbrega y el entorno de la ermita de Tómalos.

Y, por último, el espacio en “Sierras la de Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros” se amplía abarcando la sierra de Moncalvillo y el Serradero con una superficie de 11.474,67 hectáreas  nuevas (un aumento de un 8,2 por ciento de su superficie) pasando de 138.607 a 150.081 hectáreas.

Otros tres Espacios Protegidos forman parte de la Red Natura 2000 en La Rioja: “Obarenes – Sierra Cantabria”, con una superficie de 5.170 hectáreas “Sierra de Alcarama y Valle del Alhama” con 10.217 hectáreas y, por último, “Peñas de Arnedillo, Peñalmonte y Peña Isasa” con 3.437 hectáreas. El total de las seis zonas suman 180.000 hectáreas, el 36% de las 504.502 hectáreas de superficie que tiene la Comunidad Autónoma.

Superficie protegida

Red Natura 2000 es el principal instrumento de conservación del patrimonio natural de nuestro continente. Es el mayor conjunto de espacios naturales protegidos y una de las iniciativas conservacionistas más importantes para proteger el patrimonio natural europeo y la biodiversidad que acoge.

La Unión Europea posee una superficie protegida del 18 por ciento; España del 27,5 por ciento, el Estado con mayor superficie, y La Rioja cuenta ahora con un 35,6 por ciento del territorio protegido por esta figura. Más de un tercio de nuestro territorio es Red Natura 2000 y La Rioja se sitúa como la cuarta comunidad autónoma con más territorio protegido de entre las 19 comunidades y ciudades autónomas españolas.

Esta figura de protección ambiental supone que, en estas zonas, se garantiza la conservación de los hábitats naturales y de las poblaciones de las especies que los pueblan. En su conservación juegan un papel fundamental los Montes de Utilidad Pública gestionados desde la Comunidad Autónoma, así como la adopción políticas preventivas para evitar afecciones en estos territorios. Que un espacio pertenezca a la Red Natura 2000 puede ser un criterio de prioridad a la hora de recibir subvenciones, tener acceso a fondos FEADER o preferencia en órdenes de ayudas e inversiones del Gobierno de La Rioja.

El propósito del Gobierno de La Rioja al ampliar esta superficie de Red Natura 2000 es «proteger estos espacios ante la crisis de biodiversidad ocasionada por el impacto de las actividades humanas, así como para garantizar un estado de conservación favorable de los hábitats y las especies de interés comunitario presentes en la región», para lo que cuenta con los planes de ordenación y los correspondientes programas de actuaciones que está previsto desarrollar en los próximos 6 años.

Los espacios protegidos por esta figura constituyen además un ejemplo de desarrollo socioeconómico sostenible al que se pretende contribuir fomentando actividades tradicionales y respetuosas con el medioambiente al igual que el turismo de naturaleza y la educación ambiental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.