La propaganda ideológica llega al ejército de EEUU

Las nuevas teorías sociológicas, feministas y políticas, cada vez más dominantes en el Partido Demócrata de EEUU y en la izquierda «anglosajona» en general, entran de lleno ya incluso en las fuerzas armadas del país más poderoso del mudo.

En un nuevo spot de reclutamiento, el ejército de tierra decide apostarlo todo a la «inclusión» con un anuncio lleno de carga ideológica e identitaria.

No estamos hablando de un anuncio en el que la inclusión- entendida a la manera de la nueva izquierda norteamericana- esté implícita, como venía ocurriendo ya en los últimos años en otros spots de ejércitos de países occidentales.

Estamos hablando de que ahora, la política identitaria de minorías (sexuales, raciales…) es la piedra angular y el principal valor por el que apuesta la institución militar, que ahora tiene a Joseph Biden como máxima autoridad.

En el anuncio queda desplazado como representativo del ejército cualquier hombre, blanco y heterosexual, a pesar de que estas siempre han sido las características más habituales dentro de las fuerzas armadas.

Este tipo de promoción del ejército, difícilmente va a calar en sectores más tradicionales, nacionalistas y conservadores, los más proclives desde siempre a engrosar las filas militares.

En los comentarios del spot subido a Youtube podía verse un rechazo generalizado al anuncio. Tanto es así, que el canal se vio obligado a eliminar la sección de comentarios.

Anuncios como este chocan mucho con los de otras potencias militares no atlánticas, tales como Rusia o China.

Vemos como en esos países, los valores que se ensalzan no son tanto ideológicos como militares en sí: valor, honor, fuerza, sacrificio… y el identitarismo fundamental al que se apela en todo momento es el patriotismo/nacionalismo del país en cuestión.

Es decir, en Rusia y China, tal y como venía ocurriendo hasta ahora en cualquier país del mundo, desde las fuerzas armadas se apela a una realidad política, el país. A un sentimiento e identidad colectiva que incluye, por definición, a todos los sectores sociales y no solo a las minorías.

Que la mismísima China, una dictadura totalitaria, produzca spots de reclutamiento menos ideológicos que países que se autodenominan «democracias» dice mucho del estado actual de decadencia de las grandes democracias que hasta ahora venían siendo referentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *