La presidenta de la Asociación de Vecinos Centro ha reclamado que «se cuente con los vecinos a la hora de organizar la ciudad»

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de LogroñoConrado Escobar, junto con otros concejales del PP, se han reunido con la Asociación de Vecinos Centro de Logroño para conocer de primera mano los problemas por los que pasan los vecinos del barrio del centro.

En su visita ha reclamado que la planificación urbanística de la ciudad «sea ordenada y planificada, participativa, inclusiva e incluyente», siendo «fundamental escuchar y entender Logroño en sus particularidades, porque además no tiene nombre que las intervenciones no tengan estudios técnicos para justificar el impacto que se provoca».

«Las intervenciones se han de hacer de manera participativa, porque escuchando se llega más lejos»

«El PMUS, que está en un cajón, debía ser la hoja de ruta de la movilidad en Logroño».

«Logroño, en su zona central representa la historia y lo más emocional y es comercio y vida, y vemos como el Gobierno local de Hermoso de Mendoza está acumulando los problemas dónde no los había».

«Hemos pasado de una zona que tenía abundancia de vida y dinamismo, a ver como el comercio va cerrando, y se hace difícil acceder al centro».

El PP reclama una planificación urbanística de Logroño «ordenada, participativa e inclusiva»

La presidenta de la de Vecinos Centro, Inés Lerena, ha reclamado que «se cuente con los vecinos a la hora de organizar la ciudad», puesto que «vemos que están haciendo cosas por su cuenta, y que además no es que las hagan bien, es que no le gustan a casi nadie».

«Hay que hacer cosas contando con la gente que estamos viviendo aquí, pero no que nos cambien el modo de vida, y se están cargando el comercio, nuestro bienestar, porque la ciudad sin comercio no es nada».

«En República Argentina han puesto dos carriles que no sirven para nada, porque nos han puesto en cada puerta una barrera arquitectónica, porque si que hay que arreglar las cosas, pero hacerlo bien».

Precisamente, un comerciante logroñés, Miguel Rubio, ha lamentado que «lo que están tocando que es la zona centro, se está quedando bastante mal, porque en principio no se puede parar en coche, no puede entrar una ambulancia en República Argentina, así como vemos que es imposible caminar en el centro», puesto que «se está despachando a la gente para que vaya a comprar a los centros comerciales».

«Logroño siempre se ha caracterizado por ser una ciudad de comercio pequeño y bueno, y eso está desapareciendo con nuestra generación», por lo que ha terminado su intevención alegando que «es triste lo que están haciendo y lo más importante es colaborar con el vecino y con el comercio para que esto se solucione».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *