La Policía Local de Logroño dice estar abandonada y sin medios para luchar contra el botellón

Las declaraciones del SPMME (Sindicato Profesional de Policías Locales de España) se producen días después de que la policía local de la capital riojana tuviera que desalojar el macrobotellón del Parque del Ebro entre lanzamientos de botellas por parte de algunos jóvenes violentos.

El SPMME asegura que las medidas del Ayuntamiento son insuficientes, ven imposible encargarse de una masa de 1.500 personas con solo ocho agentes de refuerzo.

El sindicato de policía ha denunciado que «la falta de planificación ante la grave situación que se está viviendo en la ciudad de Logroño los fines de semana ha desembocado en un problema de orden público con un aumento de hurtos, daños, intoxicaciones etílicas, incluso de menores, delitos contra la seguridad vial y agresiones a policías». 

Asimismo, consideran que las medidas adoptadas por el Equipo de Gobierno socialista son insuficientes, puesto que «encargarse del control de una masa de 1500 personas, situación sólo comparable en Logroño con el disparo del cohete durante las fiestas de San Mateo, con únicamente el refuerzo de ocho agentes durante el fin de semana, es una labor imposible de ejecutar con seguridad y garantía». 

Según la concejal Eva Tobías, este problema «ya existía antes de las restricciones de la pandemia». Las medidas que se están tomando ahora son las mismas que existían cuando ellos no gobernaban, con la diferencia- según la concejal- de que actualmente se encuentra declarada una pandemia mundial, el botellón está expresamente prohibido a través de la Ordenanza Municipal de Fomento de la Convivencia Ciudadana.

El sindicato recuerda en cambio que anteriores gobiernos ya realizaron campañas de concienciación mediante el ofrecimiento de alternativas de ocio para los jóvenes, considerando que la aprobación por parte del PSOE de la ordenanza que conllevó la prohibición del botellón prueba que esas campañas «habían fracasado«. Curiosamente, «el numero de personas congregadas en estos eventos es hoy mayor que cuando no estaban prohibidos».

Desde el SPPME Logroño quieren denunciar que las aglomeraciones en San Mateo, sumadas a la prohibición de varios festejos tradicionales, podría traer consigo un aumento desmesurado del botellón, por lo que urge a tomar medidas.

Igualmente, señalan que la plantilla de Policía Local «no dispone de las herramientas necesarias que garanticen la seguridad». En este sentido, instan al equipo de Gobierno Municipal y a la Delegación de Gobierno a que, a través de la Junta Local de Seguridad, realicen las acciones para la ejecución de un dispositivo de seguridad coordinado con el Cuerpo Nacional de Policía para evitar la celebración de botellones en vía publica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *