La Policía de Madrid desmantela un centro logístico de menas lleno de objetos robados

La Policía Municipal desmanteló este pasado lunes una guarida de ex menas en la Venta del Batán de la Casa de Campo. En un cuarto del antiguo restaurante de estas instalaciones taurinas hallaron dos habitaciones que utilizaban para dormir jóvenes que habían pasado por el centro de primera acogida para menores extranjeros no acompañados situado en el antiguo albergue Richard Schirrmann. Se trata de chavales que tras cumplir los 18 años ya dejan de estar tutelados por la Comunidad de Madrid y se quedan en las inmediaciones de la Casa de Campo viviendo en pisos okupados o en cualquier recinto que encuentran.

En este refugio de antiguos menas los agentes encontraron mantas, ropa, colchones, teléfonos móviles, bolsos de mujeres, papeles escritos en árabe, documentación, diarios personales en los que se sugería que habían nacido en un determinado año y un listado de comedores sociales de Madrid. Los agentes tratan de averiguar si los inquilinos de este escondite tienen causas pendientes con la justicia y si los efectos hallados podrían haber sido robados recientemente a vecinos del Batán.

Según las investigaciones policiales, varios ex menas llevaban utilizando este lugar para dormir y para reunirse con otros menas internos en el centro de la Casa de Campo. Habrían accedido a este sitio tras forzar varias ventanas y saltar la valla perimetral de la Venta del Batán.

A lo largo de 2022 y 2021 ya se contabilizan más de 15 denuncias por hechos delictivos cometidos en la Venta del Batán por internos del centro de menas de la Casa de Campo, que está gestionado por la Fundación Antonio Moreno.

La Comunidad de Madrid paga al año a la Fundación Antonio Moreno un total de 2.601.000 euros por la gestión del centro de menas con una capacidad máxima de 55 menores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *