La poesía de Pablo Hasél

Por Miguel De Farnesio

«Prefiero “grapos” que guapos. Mi hermano entra en la sede del PP gritando ¡Gora ETA! Solo pienso en matarlos. Merece también un navajazo en el abdomen y colgarlo en una plaza. Es un error lo que canto, como Tierra libre dejando vivo a Losantos”… Loas cantadas por este ciudadano ejemplar.

Luego, para deleite de la señora marquesa y demás adoradoras de la religión hembruna, recitó hermosas églogas que emanan feminismo e igualdad: “La ilusión es una fulana demasiado cara. Voy a tener que violarla. Follo con una loca. Tiene buenas tetas y buen culo. Joder niña, no sabes lo que daría por tenerte encima y apartar a esta ninfómana perdida”. Me ha emocionado la inspiración de este “represaliado” de Franco alabando a la mujer. ¡Qué sublime delicadeza y sororidad con perspectiva de género!

O sus muestras de indudable respeto y aprecio a un testigo: “Te mataré, hijo de puta, ya te cogeré”, palabra de Pablo Hasél.

Este cuadrúpedo no ha sido condenado por vomitar letras que solo un zumbado puede confundir con música o arte, sino por delitos de enaltecimiento del terrorismo de la ETA, GRAPO, Tierra Libre, Al Qaeda e injurias a la Corona, la Monarquía y las FCSE, resistencia y desobediencia, amenazas, agresión y allanamiento.

Qué gran futuro tiene en Podemos, cuando salga de la cárcel. (Acabo de saber que le piden otros 5 años y 3 meses de cárcel por asalto a la Subdelegación del Gobierno, desórdenes, atentado, lesiones y daños).

Hace unos días varios “artistas” (sobre 200) firmaron un manifiesto en favor de este delincuente. Conocer tan infausto hecho motivó las presentes.

Manifiesto de salva-parias-rojos millonarios disfrazados de proletarios: “La persecución a raperos, tuiteros, periodistas, así como a otros representantes de la cultura y el arte, por intentar ejercer su derecho a la libertad de expresión se ha convertido en una constante.

Así, el Estado español ha pasado a encabezar la lista de países que más artistas ha represaliado por el contenido de sus canciones. El encarcelamiento de Pablo Hasél hace que la espada de Damocles que cuelga sobre la cabeza de todos los personajes públicos que osemos criticar públicamente la actuación de alguna de las instituciones del Estado se haga aún más evidente. Somos conscientes de que, si dejamos que Pablo sea encarcelado, mañana pueden ir a por cualquiera de nosotros, así hasta conseguir acallar cualquier suspiro disidente”.

Hablan de represaliados en España, no en Cuba, Venezuela, Corea del Norte, Rusia, China o Irán, dónde la libertad de expresión es intocable: si hablas te cortan la cabeza. Hay que ser necios y siniestros suma cum laude.

Lo diré de manera muy educada: estoy hasta los cojones de la gentuza de siempre. Solo son una manada de resentidos izquierdosos que periódicamente emergen de su comunista letargo en forma del “clan de la ceja”, el “Nunca Mais”, el “No a la Guerra” para seguir cobrando subvenciones. Si no dieseis pena daríais asco. ¿Artistas? Antes acepto pulpo como animal de compañía.

Vosotros, vividores del dinero público con el que pagáis la mierda de producto que hacéis y que nadie ve, ¿quién carajo sois para poner en tela de juicio nuestra democracia y exigir la libertad de un delincuente? Venga a trabajar mesnada de vagos, que si os cerramos el grifo del maná con el sello del Banco Central Europeo, no seríais nada salvo malas personas.

Cuando me animo a redactar algo, intento siempre hacerlo con la elegancia que te mereces, querido lector, porque tú eres el protagonista como destinatario de estas letras. Por ello, ruego tu perdón por utilizar determinadas expresiones, que si bien son muy justas, tú no mereces leer.

Representantes de la incultura –actoruchos-, qué rápido os habéis movilizado para defender a este delincuente, pero, ¿dónde estabais cuando se pervertía la democracia y se creaba gobierno del insomnio y la cartilla de racionamiento? Sí, el gobierno de la peor gestión de la pandemia del mundo, con más 120.000 muertos. ¿O, cuando nuestros ancianos fueron condenados a morir solos por la acción, presuntamente criminal, de ese gobierno que nada hizo por salvarlos? ¿O, cuando cerraron más de 100.000 empresas, con el consiguiente aumento de la pobreza? ¿O, cuando Psoe-Podemos se negaron a investigar la prostitución, abuso y agresión sexual de las niñas que tenían bajo su protección en Mallorca? ¿O, cuando se promovió la invasión de delincuentes ilegales en Canarias? ¿O, cuando vuestros “chavales”, fascistas camuflados de antifascistas, se dedicaron a quemar las ciudades, arrasar el mobiliario urbano, saquear los comercios y bancos e intentar asesinar a mis Policías?

Estáis tan indignados con lo ocurrido que no haréis nada, salvo esperar sentados a que caiga (Dios lo quiera) este siniestro comunista Gobierno, para tomar las calles y socapa de falsos motivos incendiar lo poco que hayan dejado los batasunos izquierdosos.

No os he visto alzar la voz cuando uno de los vuestros, cuyo nombre me provoca arcadas, cometía la vileza de mostrarse más salvaje que humano al desear el cáncer a varias personas (D. Trump, José María Aznar y Macarena Olona). Solo una mala persona desea el sufrimiento que este vil ha deseado a otros por “cometer el delito” de opinar distinto a él. Nada malo le deseo –es cruel ser así- salvo que nunca tenga cerca a seres como él, más propios de una ciénaga infecta que de una sociedad sana y decente.

Actoruchos y firmantes, no servís para nada, salvo para hacer bien el mal y someteros a todos los que alcen la bandera roja comunista manchada con la sangre y la vida de más de 110 millones de víctimas.

Solo sois las coordenadas del epicentro del caos: PSOE-Podemos, fusión del actual gobierno-lodazal. El resultado de la basura socialista-comunista-castro-chavista-bilduetarra-golpista se aprecia cada día con efectos lacerantes en nuestros compatriotas, pues el paro se ha disparado y las crueles colas del hambre siguen creciendo a un ritmo que nos está destruyendo como sociedad.

A vosotros, que evito nombraros para no ensuciar este artículo, os deseo la doctrina Fernando Trueba en La Reina de España: boicot absoluto. No iré al cine ni al teatro (mi gran afición), ni tampoco os veré en la televisión (series-cine-programas), y animo a todos a hacer lo mismo. No podemos impedir que cobréis subvenciones para adoctrinar desde los escenarios, pero sí podemos conseguir que vuestras “ovras” sean un fracaso. Cosa fácil porque por el hecho de llevar el sello rojo es garantía de no valer nada y costarnos mucho.

Una última cuestión, ¿a qué degradación moral habréis llegado para que este delincuente sea vuestro paladín ideológico? Viendo el nivel del defendido, vemos vuestro nivel. Al final solo sois el felpudo –pocilga política e intelectual- donde los aristócratas bolcheviques de Galapagar o el grande pero vano fraude presidente limpian sus zapatos. A pastar al campo, comunistas.

Publicaciones relacionadas

4 Comentarios

Fran Encinas marzo 3, 2021 - 1:24 pm

La España que vivimos, podríamos añadir, peligrosamente, es esta donde 200 individuos/as hacen un manifiesto quejándose del encarcelamiento del criminal Hasél, que un juez ha condenado a varios años y otros jueces acaban de ratificar más años de condena por otros delitos, y sin embargo, no les parece suficiente poner pie en pared a este gobierno por los más de 110.000 muertos por una gestión criminal donde incluso, la mayoría de medios y TV niegan la muerte por coronavirus del actor y showman Quique San Francisco, adjudicándole la muerte por una neumonia bilateral, que naturalmente fue consecuencia del maldito covid. Sin embargo, se oculta para no seguir creando alarma de la pandemia.
España está en el borde del abismo y una parte de la sociedad no lo sabe, o no lo quiere saber. Defender los crímenes de un terrorista que incita con sus nauseabundas letras a cometer crímenes horrendos es de una sociedad enferma. España está en la uci, sólo es cuestión de tiempo que se opere o se nos desaucie.
Gracias de nuevo por su artículo que como siempre es lo suficientemente contundente para despertar a cualquier ignorante, el problema es que habría que llegar a todos esos parásitos para intentar descontaminarlos o aplastarlos para que no sigan infectando al resto, pues muchos tendrán solución, pero otros será imposible rescatarlos de la idiocia en la que la gran mayoría de medios de intoxicación les tienen sometidos.
Gracias Miguel

Respuesta
Miguel de Farnesio marzo 4, 2021 - 3:27 pm

Muchas gracias por leerlo, Fran. Cuando me enteré del manifiesto firmado en favor del delincuente, sentí arcadas. Lo diré claramente: son unos vividores parásitos subvencionados que se dedican a adoctrinarnos y a facilitar la imposición de la dictadura comunista. No los veo ni los veré. Afortunadamente, cada día somos más los que pensamos así. A estos, no agua. Para finalizar, deseo darle las gracias por tomarse la molestia de redactar este comentario. Un abrazo.

Respuesta
NARCISO PÉREZ marzo 6, 2021 - 1:33 am

La libertad de expresión jamás debería estar castigada, así lo creo, cada cual que diga lo que piensa, y por eso me pregunto ¿debe haber un límite? Si. Debemos tener claro lo que no es libertad de expresión, no podemos normalizar la humillación las amenazas etc.. los que querían castigar piropear a las mujeres son los mismos que defienden estas letras, son los que piden su libertad dejando a un lado sus otros delitos y sus otras condenas, apoyados por medios de comunicación silenciados con dinero público, no se ha juzgado a un cantante por sus letras se ha juzgado a un delincuente por sus actos por enaltecer la violencia y señalar contra quien, que no se nos olvide que muchos ya no están porque ejercieron su libertad de expresión.
Una vez más, enhorabuena por tu columna.
Hasta el próximo

Respuesta
Miguel de Farnesio. marzo 6, 2021 - 10:50 pm

Muchísimas gracias leerlo y hacer este comentario, Narciso. Yo lo suscribo íntegramente. Los mismos que si alguien dice guapa a una mujer lo tacharan de fascista, un peligro público, son los que se permiten ultrajar los símbolos nacionales, humillar a las víctimas de la banda seis a de la ETA y un sinfín de despropósitos solo aptos para enfermos rojos-morados. Nada hay nada más antiprogreso que los autodenominadnos progres.

Un placer saber que le ha gusto, Narciso. Gracias por sus palabras.

Respuesta

Deje su comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

UA-179152841-1