La nueva Calle República Argentina estará terminada en dos semanas

El asfaltado de República Argentina termina este viernes. Está previsto que las obras de terminen a principios de agosto

La próxima semana se realizará el paso peatonal entre Pilar Salarrullana y República Argentina, posteriormente se colocará el nuevo mobiliario urbano para que la calle quede abierta completamente a principios del mes de agosto.

La actuación se basa en la consolidación de la intervención de urbanismo táctico de Logroño Calles Abiertas. El proyecto está financiado por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiado por la Unión Europea.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, ha informado esta mañana de la última fase de las obras, cuya finalización se adelanta en torno a mes y medio, ya que los trabajos de urbanización concluirán a principios de agosto.

“Quiero agradecer el trabajo de la empresa adjudicataria, ANTIS, que se comprometió para trabajar de forma intensa y poder avanzar en los plazos de urbanización como así ha sido”, ha indicado Jaime Caballero, quien ha avanzado que las labores de asfaltado terminarán mañana viernes y “a última hora de la tarde se permitirá el tráfico rodado para residentes de los garajes de la calle”, ha dicho.

Una obra polémica, como todas las que están teniendo lugar en Logroño

Se han ampliado las aceras y se ha creado una plataforma peatonal que genera zonas estanciales a las que se han incorporado árboles, y la próxima semana también jardineras y mobiliario urbano. Asimismo, se otorga un protagonismo especial a la intersección con la calle Pilar Salarrullana, ya que se configura ese espacio como una plaza para que ambas calles compartan tránsito de personas y estancia.

Al crearse una plataforma única, la zona destinada a calzada rodada tiene la misma cota que las aceras y se mantiene un único carril de acceso desde Gran Vía. Este modifica su trazado fuera del eje de la calle con el fin de que los conductores reduzcan su velocidad y se calme el tráfico. En la intersección con la Avenida Pérez Galdós se conservan los dos carriles de salida para mantener la capacidad de la vía para tráfico rodado.

Se creará un nuevo paso peatonal con la intersección de la calle Pilar Salarrullana que permite el cruce en esta zona de mayor tránsito de personas.

Habrá una banda de aparcamiento de alta rotación (máximo 20 minutos de estacionamiento) y carga/descarga en la acera este. Se crearán otras tres plazas en la acera oeste, en el inicio de la calle junto a Gran Vía. También se incorpora como dotación una plaza reservada para personas con movilidad reducida y estacionamiento para motos y bicicletas.

Finalmente, se han renovado de las infraestructuras de saneamiento e iluminación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.