La nación que no quería ser libre

Cuando en una nación, se tergiversa y se manipula la historia, se falsea su pasado, se engaña sobre el presente, se miente sobre su futuro, y si además de eso, se adoctrina todos los días a través de la inmensa mayoría de las TV y de los medios de comunicación, mintiendo sobre todo lo que acontece a nuestro alrededor, ocultando a los ciudadanos todas las crisis que hemos tenido durante el verano y anteriores, sobre todas las noticias, sobre todos los hechos relevantes que se le ocultan a esa sociedad, al final, ésta se va embruteciendo, se va idiotizando y se va envenenando de ignorancia y estulticia. Y poco a poco, esa sociedad va perdiendo sus valores y su identidad como nación. Y una sociedad sin valores, es una sociedad aborregada al servicio del poder, un fantoche, un hazmerreír, la sombra distorsionada de lo que un día fuimos. Esos ciudadanos se convierten en marionetas idiotizadas que se moverán al son de la música que les toquen cada día.

En España estamos ya en ese punto, como si esa parte de la sociedad no quisiera ser libre y prefiriera vivir en un estado totalitario comunista. Quizás porque no conocen la historia asesina del comunismo, o tal vez, algunos estén a favor de esos actos, lo cual sería extremadamente grave. Una parte de la sociedad asume vivir de rodillas antes que «morir» de pie. Esa parte de la sociedad asume vivir en la esclavitud, dominados por un régimen de sátrapas cobardes y vividores que se hicieron con el poder como consecuencia de una moción de censura ilegal, o al menos, lo que antecedió a la misma, fue ilegal. Un juez de las «cloacas», el juez de Prada, se inventó unas frases que atribuyó a Rajoy. Siendo falso de toda falsedad que aquel “señor”, el “estafermo” de la Moncloa, el que nunca hacía nada por nadie y menos por España, es decir, Rajoy, fuera el autor de aquellas frases. Pero “lo cortés no quita lo valiente”. Él no fue el autor de aquellas frases ignominiosas, pero fue el que dejó el bolso de Soraya en su escaño de presidente del gobierno en el Congreso de los Diputados, para ir a “curar” las penas con un “amigo” escoces de cuyo nombre no quiero acordarme. La única vez en el mundo que un bolso, aun siendo de marca y caro carísimo, ostentó tan alto cargo: presidente del gobierno de España.

Pero a pesar de aquella manipulación malintencionada de aquel juez de las “cloacas”, otro tribunal le ordenó retirar las mismas a su autor, ese juez infecto. Pero, al juez no se le condenó, ni tan siquiera se le juzgó por prevaricar descaradamente, no. En este país ya sabemos que la justicia es sólo para los ciudadanos. Me refiero a las pobres gentes mortales que pagamos impuestos, para que todos ellos nos los roben para que vivan como «marqueses» o como el Maharajá de Kapurthala.

El asalto al poder de ZP y su sucesor Sánchez

Pero ya era demasiado tarde, la moción no se anuló. Habían conseguido su objetivo, asaltar el poder, sin urnas, ni votaciones, ni democracia, ni nada. Sólo con el dedo y el voto de sus socios, todos ellos presuntos criminales, aunque lo de presuntos, aquí sobra, como los criminales secesionistas, los bildu-asesinos-etarras, los criminales golpistas de ERC, los más criminales comunistas podemitas, estos, más criminales que nadie. Todos ellos, al servicio del mal, prosiguieron la hoja de ruta que ya les había dejado el siniestro y malvado ZP, después de que él mismo, presuntamente, encabezara la criminal conspiración del 11M, que se planificó por los servicios secretos tanto españoles, franceses y marroquíes, según se desprende de las declaraciones ante el TS del excomisario Sr. Villarejo. Pero también, recientemente hubo una amenaza de Mohamed VI, advirtiendo a España, por haber traído ilegalmente al líder del polisario, que, si el gobierno seguía por ahí, Marruecos desvelaría toda la trama de la participación del gobierno de ZP en los atentados del 11M, junto a sus servicios secretos. Pero añadiré una prueba más importante, si cabe, que las anteriores, las declaraciones del juez juzgador, el juez Bermúdez. Es decir, este si sabe lo que pasó, pues de lo contrario, ¿por qué este juez declara que: “España no está preparada para saber la verdad del 11M”? Entonces, si la verdad no fue la que nos contaron, que no lo fue, ¿hay otra verdad? Pues claro que hay otra verdad, la real, la verdad que nos ocultan de forma delictiva, ignominiosa y repugnante.

Las consecuencias del adoctrinamiento de la sociedad

España se está convirtiendo en un narco-estado donde las mafias, no es que estén cobijadas como Alibaba y los cuarenta ladrones en su cueva, que también, sino como Ali-Ábalos y las cuarenta maletas, en el aeropuerto, que nunca jamás se supo y, donde, además, un juez, de esos que quieren fichar por las “cloacas” o ascender, o sencillamente venderse a su “amado líder”, decidió que las cintas de aquellas grabaciones se borraran. Donde presuntamente se veía a Delcy Rodríguez, buscada internacionalmente por delitos de lesa humanidad, junto a su protector, Alí-Ábalos recorrer la zona de tránsito internacional del aeropuerto de Barajas, cuando la C.E. tenia prohibida la entrada en territorio Schengen. Mintiéndonos mas de 11 veces, donde cada vez, Ábalos-el gobierno nos contaba una mentira.

Eso por no hablar de las maletas que acompañaban a Delcy, las cuales presuntamente contenían divisas, cocaína u oro, o las tres cosas. Las cuarenta maletas, una detras de otra, desaparecieron del aeropuerto sin que nadie, ni policías, ni guardias civiles, ni militares, ni personal de vuelo, ni los empleados del aeropuerto, ni el sursuncorda, advirtieran nada, controlaran nada, inspeccionaran nada, o simplemente hicieron “la vista gorda”. Lo cual les deja en peor situación: por supuesto, unos con mas responsabilidad que otros. No es lo mismo un guardia civil que le ordenan que deje pasar unas maletas, que el alto mando que acompaña a Alí-Ábalos y que va casi de la manita con él. Es más, se va derritiendo de placer. Va embelesado por ir a escasos centímetros de un “señor ministro”. Si esas maletas hubieran llevado 40 cuerpos descuartizados y con regueros de sangre, los responsables que estuvieron aquel día acompañando al ministro, aquellos mandos policiales, políticos, autoridades del aeropuerto, les hubieran permitido el paso de igual manera.

Por eso es tan importante para ellos idiotizar a la sociedad, para que todos estos delitos, pasen desapercibidos para esa “opinión pública” inexistente, donde pareciese que la sociedad esté inmune ante cualquier crimen, que digo, terriblemente obnubilada y envenenada. Jamás en España una parte de la sociedad ha sido tan burriciega, tan cazurra, tan ignorante y tan vomitivamente aviesa. ¡Oye!, es que tragan hasta con una cimitarra, o un sable árabe. Su capacidad de arrodillarse, sin rodilleras es de Guinness. Da igual si la subida de la luz es todos los días con subidas históricas. Da igual si nos encierran durante meses, aplicándonos un estado de «excepción» ilegal, que no de alarma. Da igual si el gobierno comete delitos a troncho y mocho; como la gestión delictiva en la pandemia, en los pedidos de material sanitario a criminales o a empresas de “su cuerda”. Da igual si aprueban leyes habilitantes y, por lo tanto, delictivas, para solapar a la Constitución. Da igual si este gobierno está intentando asaltar el gobierno de los jueces, el C.G.P.J. Da igual, todo da igual para una parte de la sociedad, haga lo que haga el gobierno y cometa los delitos que cometan, para esa parte de la sociedad solo verán a un gobierno estupendo, solo verán que la verborrea fantasiosa, falsaria y propagandística es la mejor del mundo.

La ingeniería social a toda maquina

Escribía yo este artículo sobre el “envenenamiento” y adoctrinamiento de los medios de comunicación y en la educación en España en este digital, el día 15 de diciembre de 2020, al cual invito a que lean Uds., pues creo que ahí están las claves de lo que está ocurriendo hoy en día en España con esta sociedad.

El sometimiento de la sociedad

A una sociedad moderna se la puede doblegar, someter o adoctrinar de varias formas. En un pretendido régimen democrático, cuando la inmensa mayoría de medios de comunicación dejan de tener la función Constitucional de informar libremente, contrastando sus noticias e informaciones, creando estados de opinión sanos, autocríticos y comprometidos con esa sociedad, para que estos se formen opiniones a favor o en contra de la diversidad política de una nación, dependiendo de los ideales de cada cual. Es decir, el libre albedrio. La capacidad de los ciudadanos de discernir sobre cualquier proyecto personal o colectivo para hacer progresar a una sociedad. O tener la voluntad inquebrantable de ser libre, el fundamente y la esencia de una democracia liberal, pues sin libertad, sin el libre albedrio, no existe democracia, no existe la opinión pública, por lo tanto, no existe libertad.

Sin embargo, cuando la mayoría de la prensa pasan de forma ilegitima, incluso ilegal e inconstitucional, olvidándose del código deontológico y el mandato Constitucional, a formar parte de los medios de comunicación propagandísticos del poder, del gobierno de turno, éstos, por el afán de venderse a ese poder, se corrompen, se envilecen y comienzan a tergiversar, manipular u ocultar las noticas. Y si esto se hace a lo largo de periodos de tiempo continuados, se consigue crear un estado de opinión falso, ficticio y tremendamente perjudicial, pues la verdad pasa a estar proscrita, y la mentira, las falsedades y las tan nombradas “fake news”, son el leitmotiv de esa prensa apesebrada y subvencionada hasta la náusea. Por lo tanto, son los responsables, a todos los niveles, de la ignorancia informativa de toda la sociedad.
Desde un régimen totalitario, ni que decir tiene que se da por hecho que se doblega, somete y adoctrina a la sociedad de forma inmisericorde, tortuosa, permanente, contundente, e incluso, con la esclavización, el sometimiento más cruel en campos de concentración, o el asesinato masivo.

El penúltimo capítulo de España

Como siempre he dicho, allí donde mi voz y mi pluma me han permitido, desde el 11 de marzo de 2004, en España todo ha sido una tragedia continua de aquel infame día. Desde ese día, el calendario se tiñó de la sangre roja de la infamia y la traición de una supuesta conspiración armada y asesina contra la democracia, contra la libertad y la vida de 193 víctimas y más de mil heridos. Desde hace 17 años España no se recupera de semejante crimen. Aquel capítulo fue el primero de muchos, pero fue, sin duda, el más doloroso y terrorífico, por el número de víctimas y heridos que costó. Pero ZP sólo fue el que comenzó aquel primer capítulo de uno de los períodos más sangrientos de la historia de España en tiempos de paz, pero aquello solo fue el comienzo de una gran puesta en escena, de una conspiración que abarcaba mucho más que asesinar en unos trenes a cientos de españoles, es hacerles ver que el poder criminal de un gobierno no tiene límites, con tal de conseguir sus objetivos: alcanzar el poder para perpetuarse en él.

Una vez que se tiene dominado a la mayoría de ciudadanos, tienen el camino expedito para acabar de asestar el penúltimo golpe a la nación. En el momento que se hagan con el poder judicial, con el gobierno de los jueces, y pongan ellos a la mayoría de jueces comunistas, controlarán todo el poder del estado. Tendrán todo el poder omnímodo para imponer un estado totalitario, una unión de repúblicas, todas a las órdenes de este gobierno criminal que acabarán con la nación española.

Si el PP, cede ante las presiones del gobierno para que entre ambos se repartan los jueces, entonces el PP acabará mostrándonos su verdadera cara, la que hasta ahora nos han ocultado, sus verdaderas intenciones, pues tenemos que empezar a pensar que Pablo Casado preferiría pactar un gobierno nacional con el Psoe, antes que con Vox. Cada vez tenemos más gestos del PP sobre un acercamiento de ambos partidos.

Pablo Casado a Pedro Sanchez y al Psoe─ «el Psoe es un partido amigo que ayudó en la transición. Tengo muy buena relación con Sánchez, cada vez que nos reunimos estamos como unas dos horas. El Psoe es un gran partido»

Si eso ocurriera, sería la enésima traición del PP y permitiría a los comunistas hacerse con el poder de los jueces y su gobierno, el CGPJ. A parte, acabarían con la separación de poderes consagrado en la Constitución.
Si controlas a los jueces, último bastión en la defensa del estado de derecho, la propia nación española estaría al borde de su destrucción; hoja de ruta fundamental y propósito de todos nuestros enemigos de España, ahora en el poder. Entraríamos en una involución de consecuencias catastróficas para una de las naciones más antiguas de Europa.

2 comentarios en «La nación que no quería ser libre»

  • el septiembre 7, 2021 a las 11:56 am
    Enlace permanente

    Soy el dueño de Freenoticias.com y le mando un cariñoso abrazo a Fran Encinas y a todos los que colaboran en Nuestraespana.com
    Necesitamos más medios sin complejos, a Libertad Digital le sobra ya la primera palabra de su cabecera y a OkDiario se le ve venir de lejos.
    Un abrazo y mucho ánimo.

    Respuesta
  • el septiembre 7, 2021 a las 5:02 pm
    Enlace permanente

    Muchas gracias, Sr director de Freenoticias. Está claro que somos muy pocos medios donde aún podemos expresar en libertad todo lo que acontece en nuestra patria. Debemos de estar unidos ante el embite de la pérdida de derechos, pues somos la punta de lanza de muchos ciudadanos que se informan a través de nuestros medios porque sólo publicamos la verdad y nuestras opiniones son libres.
    Muchas gracias por sus palabras y quedo a su disposición.
    Un saludo cordial

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *