La Liga F propone a las árbitros unos sueldos descomunales por partido, pero se prevé que éstas y la federación los rechacen por insuficientes

La RFEF ha amenazado con llevar el litigio al Ministerio de Igualdad, algo que muchos aficionados y miembros del sector no entienden.

Para las colegiadas- que por una polémica decisión son todas mujeres, los sueldos de las árbitras del fútbol femenino deberían ser los mismos exorbitantes salarios que perciben los de La Liga masculina, que, obviamente, genera mucho más dinero.

La propuesta que ahora mismo está sobre la mesa prevé subir el sueldo por partido del árbitro principal de 300 a 1.666 euros. El de las árbitros asistentes pasaría de 168 a 1.066. El de las cuartas pasaría de 84 a 250. No obstante, en Liga F prevén un rechazo de la Federación, posicionada con las árbitros.

Las colegiadas se habrían sentido dolidas por el trato desigual que según ellas estarían recibiendo de Liga F.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.