La Junta Electoral confirma que VOX ha sido objeto de actos violentos e insta a la Generalitat a que ponga medios para evitarlo

La Junta Electoral Central confirma que Vox ha sufrido actos de violencia y ha emitido una resolución al respecto en la que insta a la Generalitat, cuya actual cabeza interina es Pere Aragonès candidato de ERC, a que pongan los medios necearios para evitar la violencia e identifiquen y detengan a los atacantes.

Las imágenes y vídeos mostradas por Vox durante los actos saboteados muestran claramente para la Junta que «se han producido actos de intimidación y violencia que constituyen una vulneración de los derechos consagrados en los artículos 21 y 23 de la Constitución y también del derecho de igualdad de todos los candidatos».

En la resolución también han hecho hincapié en «el derecho de reunión pacífica y sin armas está consagrado como fundamental en la Constitución» afirmando que «tiene una mayor trascendencia en los procesos electorales, pues sirve de cauce para que los candidatos puedan presentar a los ciudadanos su programa político».

Asimismo afirman que los «importantes dispositivos de seguridad que han evitado o reducido los daños que esas actuaciones violentas podían haber causado a los candidatos de Vox y a los asistentes a los actos convocados» pero recalcan que todo esto «no ha impedido que estos actos electorales se hayan celebrado en un ambiente de coerción contrario a lo que debe ser el ejercicio de este derecho fundamental».

Por lo tanto, instan a la Consejería de Interior a que «adopte todas las medidas necesarias que permitan la celebración de los actos públicos de campaña electoral de Vox, evitando que se produzcan actuaciones violentas o intimidatorias como las denunciadas».

Y exigen detenciones e identificaciones, que hasta el momento no se están llevando a cabo como procede, específicamente que: «se proceda a identificar y, en su caso, detener y poner a disposición judicial a quienes empleen el uso de la violencia para impedir dichos actos».

A pesar de la resolución de la Junta, el acto electoral de Vox en Tarragona ha vuelto a ser hostigado por fuerzas separatistas.

Santiago Abascal, presidente de Vox, ha declarado lo siguiente horas después de encararse a los violentos radicales:

«El mismo día que la Junta electoral dice que nuestros actos no se celebran en libertad, y ordena a la Generalidad que garantice la seguridad de nuestros mítines, de nuevo se tolera que los energúmenos nos ataquen a pocos metros. Tan pocos que los he contado. Quince«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *