La izquierda exige a Sánchez el control total de los medios de comunicación para «luchar contra la cloaca mediática»: «es un problema democrático»

Los grupos de izquierda que han participado en la primera jornada del debate del estado de la Nación han coincidido en un punto particularmente escandaloso; la legislación de los medios de comunicación para afianzar el control sobre la narrativa transmitida a los españoles demoliendo de un plumazo la libertad de prensa.

Para sus alegatos se han amparado en los últimos audios de Villarejo sin pruebas y aprovechado la oportunidad para atacar a periodistas y medios.

Así, Jaume Asens, presidente del grupo parlamentario de Podemos y representante de la facción catalana de la coalición, ha asegurado que su partido:

«Ha sido víctima del acoso mediático, las cloacas y la difamación».

Echenique, el portavoz de Podemos, ha hecho mucho más hincapié en este punto y ha clamado que el hecho de que:

«La gente vaya a votar mientras se difunden informaciones falsas, intoxicaciones mediáticas desde grandes cadenas de televisión, es un problema democrático».

Y ha añadido que:

«Nos gustaría trabajar conjuntamente con el PSOE», para «luchar contra la cloaca mediática».

Asimismo, ha recalcado la necesidad absolutamente imperativa según su parecer, de:

«Desactivar y luchar contra las intoxicaciones mediáticas que son un peligro para la democracia».

También ha aprovechado para presumir durante el debate afirmando que:

«Yo soy de Podemos y no tengo miedo de mencionar a Antonio García Ferreras».

Comentario absurdo puesto que dicha persona dirige un programa de televisión en el que Podemos ha sido entrevistado en multitud de ocasiones

Gabriel Rufián de ERC también considera necesario amordazar a los medios y así lo ha comunicado también en el debate:

«Igual que se legisla contra la contaminación ambiental que nos impide respirar saludablemente deberíamos legislar contra la contaminación mediática que nos impide pensar».

Finalmente ha asegurado que:

«Mentir, falsear y manipular en una tertulia debería tener las mismas consecuencias que para una empresa una emisión o un vertido» .

Y ha concluido con una exigencia a Sánchez:

«Le insto a que legisle contra la contaminación mediática«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.