La industria láctea española anuncia la suspensión de su actividad; los ganaderos empiezan a tirar la leche

La industria láctea española ha anunciado la suspensión de su actividad transformadora como consecuencia de la huelga del sector del Transporte que empezó el lunes.

La Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) ha informado en un comunicado que:

«Han visto interrumpido el suministro de los insumos necesarios para la elaboración de productos lácteos y también el traslado del producto terminado a las cadenas de distribución, por lo que se ha anulado la capacidad de envasado y de almacenamiento y gestión de un alimento que es altamente perecedero y esencial para el consumo diario».

Fenil, que integra a más de 60 empresas del sector y representa a más del 95% de la producción nacional de productos lácteos, ha asegurado que esta paralización acarrea consecuencias económicas, sociales y medioambientales «inevitables» puesto que también se suspenderá la recogida de leche en las explotaciones ganaderas que ya han comenzado a tirar la leche producida y se:

«Pone en riesgo el abastecimiento de productos como la leche y los lácteos».

Ha señalado que esta situación es el resultado del:

«Desamparo y la impotencia de los transportistas ante la actuación de los mal llamados piquetes informativos que han bloqueado su actividad».

Fenil ha declarado que sólo en caso de que se garantice el derecho a la movilidad, la seguridad de los transportistas que no han secundado la huelga y se eviten conflictos de orden público, revertirá su decisión.

El sector ha advertido de que en dos días podría agotarse la leche de los lineales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.