La hostelería logroñesa amenaza al alcalde con denunciarle por prevaricación por permitir los botellones

El enfado del gremio de la hostelería con las instituciones por el trato recibido durante la pandemia viene de tiempo atrás. Sin embargo, la permisividad del alcalde de Logroño con los botellones y la sombra de nuevas amenazas de restricciones, son la gota que colma el vaso.

Mientras el sector de la hostelería está siempre en el punto de mira y es visto como uno de los principales vectores de contagio- sin que esté del todo clara su grado de responsabilidad en los contagios- las autoridades hacen caso omiso a otro tipo de focos de contagio.

El hartazgo que tiene visos de acabar en guerra abierta.

El agravio comparativo y la diferencia de trato entre colectivos es tal que los empresarios locales han explotado contra el alcalde de Logroño. «Ya no tenemos nada que perder» han apuntado representantes del sector en la rueda de prensa de hoy.

El sector se plantea ya denunciar al alcalde por prevaricación «si el alcalde no hace cumplir la ley antebotellón».

Para los empresarios de hostelería y ocio nocturno es una tomadura de pelo que el alcalde, perteneciente al mismo partido que tan duro ha sido con el sector hostelero a todos los niveles, sea tan permisivo con las reuniones de jóvenes.

Asimismo, la hostelería valora reclamar patrimonialmente a la delegada de Gobierno por justificar la inacción del Ayuntamiento. De igual modo, se plantea una reclamación a la consejera de Salud, Sara Alba, pues los dueños de los locales no consideran que esté justificada a estas alturas un cierre del ocio nocturno.

El principal reproche a Sara Alba tiene que ver con haber priorizado el criterio de incidencia acumulada y no el de presión hospitalaria.

Francisco Martínez Bergés, presidente de la asociación de hostelería de la FER, ha acusado a Hermoso de Mendoza y Madorrán de hacer declaraciones incendiarias respecto a los botellones. Los propios empresarios han tenido que denunciar en ocasiones los botellones enviando fotografías de los encuestros. Sin embargo, el número de denuncias en este sentido es testimonial.

Para los hosteleros del ocio nocturno el cierre a las 2:00 es ridículo. Llegada esa hora, los jóvenes y no tan jóvenes se reúnen igualmente en otros puntos como los botellones. La medida solo sirve para arruinar a los locales que cumplen a rajatabla las normas.

El nivel de enfado es tal que los afectados reclaman justicia. Algunos opinan que solo si los políticos sufren una merma en su propio patrimonio personal, entenderán aunque sea un poco cómo se están sintiendo empresarios, autónomos y trabajadores de los sectores afectados.

El representante de bares y copas de La Rioja, Antonio Cendra, opina que «el ocio nocturno no existe en La Rioja. Solo abrieron dos de diez discotecas, de la cual una ha cerrado ya».

Cendra ha explicado como en Baleares los responsables políticos no culpan de la misma forma que en La Rioja a los empresarios hosteleros y de ocio nocturno. De hecho, los grandes brotes recientes en esa comunidad tienen que ver con una corrida de toros multitudinario, reuniones sociales en la playa y varias fiestas privadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *