“La gran mayoría de los que abandonan el Islam para unirse al cristianismo sufren persecución familiar y comunitaria que va desde el desprecio hasta ejecuciones”, según un informe del ECLJ

Un nuevo informe presentado a principios de julio del Centro Europeo para la Ley y la Justicia (ECLJ) ha revelado los graves peligros de abandonar el islamismo para abrazar el cristianismo en Europa y más concretamente en Francia.

El informe se titula “La persecución de los cristianos ex-musulmanes en Francia y en Europa”, y advierte que “hoy en Francia, es al menos difícil y más generalmente peligroso para un musulmán dejar su religión”.

“La gran mayoría de las personas que abandonan el Islam para unirse al cristianismo experimentan persecución familiar y comunitaria que varía mucho en intensidad, desde el desprecio hasta la violencia”

El documento señala que “la persecución es en primer lugar intrafamiliar (padres, cónyuge, hermanos, primos, etc.); luego es comunitaria”.

“Tiene lugar en la vida real pero también en las redes sociales donde los islamistas están muy presentes y activos”, advierte.

Algunos islamistas llevan a cabo campañas de intimidación y de inteligencia para buscar y reprimir a los conversos. Por lo tanto, puede suceder que un converso sea descubierto y amenazado, agredido o incluso asesinado por un islamista al que ni siquiera conocía”, añade.

El informe precisa que al no estar vigente la ley de la sharia, activa en países de mayoría islámica como Pakistán, “la persecución no tiene fuente legal en Francia”.

A causa de la ley de la sharia, cristianos han sido falsamente acusados de blasfemia contra el islam en Pakistán y han sido condenados a pena de muerte

Aunque no hay este tipo de leyes en Francia, continúa el informe, “ciertas disposiciones de la ley sharia se pueden aplicar en la práctica si una comunidad musulmana local es lo suficientemente grande y radicalizada”.

“Además, si los padres del converso son ciudadanos de un país del norte de África o del Medio Oriente donde se aplica la ley Sharia, el converso puede verse privado de su parte de la herencia”.

“En Marruecos, por ejemplo, cuando se abre la sucesión, basta que un miembro de la familia denuncie que el hijo heredero ya no es musulmán para que éste pierda su parte de la herencia”, continúa.

Los hechos de violencia, indica el documento, van desde el “desprecio y la agresión verbal” al converso “cuando anuncia la conversión” y expulsión de la familia, hasta casos de matrimonio forzado de menores e incluso asesinatos y ejecuciones públicas.

“Hay una gradación en la reacción. La mayoría de los musulmanes reaccionan generalmente con una sanción de ‘muerte social’, señala.

«Más raramente, islamistas como los salafistas o los Hermanos Musulmanes buscarán ‘lavar’ el escándalo provocado por el converso y aplicarán una persecución más radical”, advierte.

El documento explica que este nivel de violencia está relacionado con que “la conversión, que implica apostasía (ridda), está condenada en el Corán y violentamente condenada en los hadices”, las palabras y hechos del profeta Mahoma.

De acuerdo al informe, la situación es similar en otros países de Europa, como Alemania, Inglaterra, Bélgica, Holanda y Austria.

El documento advierte que esta situación de persecución podría afectar actualmente hasta 30 mil personas solo en Francia, y señala que “alrededor de 300 personas de origen musulmán reciben el bautismo en la Iglesia Católica cada año”.

Las cifras en otras denominaciones cristianas podrían duplicar las de los católicos

ara acceder al informe complieto puede entrar aquí:

https://c391070.ssl.cf2.rackcdn.com/pdf/The-Persecution-of-ex-muslim-christian-in-France-and-in-Europe.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.